Lectura de domingo y nuevo vocabulario

 
EXTRACTO GRATUITO

A veces da la impresión de que los hablantes nos pasamos la vida sorteando obstáculos que nos ponemos por delante nosotros mismos. Sobre esto parece reflexionar el lector Alberto Pagnini, en un correo electrónico cuyo asunto es: "¿Estadio o estadío?". Escribe el lector: "¿Por qué la mayoría, o quizá todos los comunicadores sociales, dicen «estadío», cuando se refieren a distintos niveles o fases, ya sea de la educación, la cultura, etcétera, cuando lo correcto es «estadio»?".Quizá por analogía con, probablemente, "estadía", el hecho que registra el lector Pagnini ocurre muy a menudo y ha merecido la correspondiente entrada en el Diccionario panhispánico de dudas . En estadio , es la segunda acepción la que interesa hoy para esta columna : " 1. 'Recinto en que se celebran competencias o competiciones deportivas': «El estadio está a reventar» (Morena Silencios [Esp. 1995]). (...) 2. También significa 'etapa o fase de un proceso': «Su efecto letárgico y apaciguador iba cediendo paso a una fase de euforia activa, cuyo estadio siguiente era la sed» (Aguilar Golfo [Méx. 1986]). Es errónea la acentuación *estadío , a pesar de ser frecuente en textos médicos". Por el momento, entonces, seguiremos diciendo estadio y no *estadío .Usar el idioma nos expone a dudas siempre. De la lectura dominical de una entrevista hecha en el diario español El País al reportero televisivo Jordi Évole, el 3/2, quien esto escribe seleccionó tres palabras. La primera, aunque en la Argentina no se dice mucho, se entiendía perfectamente: "[Sobre el periodismo de TV en España] Hay tertulianos nuevos, no de esos que se tiran todas las semanas en tres...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA