De los lectores: cartas & mails

 
EXTRACTO GRATUITO

Por encima de la leyCuando vemos la enérgica denuncia de la doctora Carrió ante el avance del gobierno K sobre la Justicia, vienen a nuestra memoria lo que dijo Alfredo Yabrán antes de morir: "El poder es estar por encima de la ley".Pocos han definido mejor un sistema perverso que garantiza la impunidad de los corruptos y nos condena al atraso y la pobreza, que Ayn Rand, la escritora rusa que huyo a los Estados Unidos en 1950, escapando de la URSS."Cuando advierta que para producir necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos, sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare en que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio, entonces podrá afirmar sin temor a equivocarse que su sociedad está condenada".Luis E.Luchía-Puigluisluchiapuig@gmail.comEl grito silenciosoEstando a punto de tratarse en el Congreso la despenalización del aborto, sería muy importante que los legisladores y miembros del Poder Ejecutivo leyeran en Wikipedia y vieran en YouTube el documental de 1984 narrado por el doctor Bernardo Nathanson, anteriormente partidario del aborto y luego provida, El grito silencioso. En él se muestra cómo un poco antes de las 12 semanas de embarazo el feto trata de defenderse con sus bracitos y piernitas recién formados del peligro que lo acecha para destruirle la cabecita con una pinza que parece un rompenueces y que luego le destruye el cuerpito para poder sacar los restos. Ver esto es presenciar un asesinato en vivo.Si hay un ser vivo, hay que dejarlo vivir y desarrollarse.Edgardo R. PurnikDNI 4.150.074Período presidencialEste es el momento para que el Congreso encare la modificación del cronograma electoral. Como es sabido, en la reforma de 1994 se creó la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y se estableció el período presidencial de cuatro años con posibilidad de reelección. El costo entre las PASO (absolutamente innecesarias, ya que cada partido debe elegir a sus propios candidatos) y las elecciones nacionales fue de casi 8000 millones de pesos. Además, cada provincia asume los gastos con su propio presupuesto. Suprimiendo las PASO y llevando al gobierno a cinco años (cuatro es poco para realizar una buena gestión sin reelección y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA