De los lectores: cartas & mails

 
EXTRACTO GRATUITO

Carta de la semanaEl senador Snopek presentó un proyecto de intervención al Poder Judicial de Jujuy, para de esa forma -implícitamente- abrir camino a la liberación de la señora Milagro Sala, juzgada y condenada oportunamente por graves delitos de corrupción y maltratos físicos a personas bajo su dependencia. Según podemos entender, la función de los legisladores debe estar orientada a elaborar iniciativas que ordenen la convivencia y conlleven un beneficio para el bien de la comunidad. Por eso resulta difícil de entender que un legislador invierta su tiempo y el dinero de los contribuyentes -parte del cual integra su sueldo-, en un proyecto orientado a profanar la Justicia en beneficio de una persona condenada en juicio legal y con todas las garantías que la ley le otorga a cualquier ciudadano. Me quedo con la impresión de que el senador Snopek no tiene clara su función o no han sabido explicársela debidamente.Carlos Alberto BlancoDNI 4.313.685Sociedad y delitoHace varios años que colaboro en una ONG dedicada a la reinserción social de los presos a través de diversas capacitaciones, labor que me permitió advertir que la violencia producida en muchos delitos proviene de la misma raíz del delincuente: su familia, su educación y su entorno. En 2008, existían en Glasgow, Escocia, 120 bandas juveniles que incrementaron a grandes niveles los delitos con armas blancas, la mayoría producidos por "violencia recreativa", es decir, cuestiones territoriales o de poder ("aquí mandamos nosotros"), y dejaron miles de víctimas. El gobierno escocés decidió entonces, junto con las fuerzas de seguridad, implementar un programa multidisciplinario que abarca no solo al delincuente, sino a su familia, amigos y vecinos del barrio, con el fin de escuchar a todos sobre los motivos de tanta agresión y violencia. La llamaron "Iniciativa Comunitaria para Reducir la Violencia" y todos participaron: funcionarios, delincuentes, médicos, vecinos, sociólogos, etcétera, para crear un espacio de debate y contención sobre el tema. Además, lo consideraron un tema de salud pública. En diez años consiguieron bajar en un 73% los delitos de "violencia recreativa" y otros tipos de delitos.Creo que es momento de que los argentinos probemos aplicar este tipo de convocatoria social para lograr el objetivo que todos buscamos.Juan Maurettejuanmoret@gmail.comNivelar para abajoExcelente el artículo de Juan Carlos de Pablo, que explica por qué el populismo, que se autotitula defensor de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA