De los lectores: cartas & mails

 
EXTRACTO GRATUITO

Todo igualUna poesía decía… "Todo está como era entonces. La calle con sus árboles, las ramas con sus nidos". Idéntica definición de lo que se viene. En la pelea por los puestos, por el poder, por figurar mediante la ambición, todo sigue igual. Se busca sin decoro. Por el contrario. No importa quién quede en el camino. ¿La ética? Para dentro de cuatro años, Dios mediante.José Azpiroz CostaDNI 10.306.873A los abogadosLos señores abogados que se dicen defensores de la justicia deberían congregarse en Comodoro Py y declararse defensores también de los fiscales y jueces, en lugar de ver que ciertos personajes fuera de toda lógica piden la libertad de quienes consideran "pobres víctimas", y ser indiferentes.Luis Diego ZorzanoDNI 4.478.328ResponsabilidadesA raíz de la tragedia en la ruta 2, mucho se habla de los cinturones de seguridad y de la responsabilidad de los choferes. Yo me pregunto, ¿qué responsabilidad tienen los adultos acompañantes? ¿No es responsabilidad de ellos cuidar de los chicos y que todos viajen con sus cinturones de seguridad puestos? Cuando esas personas fueron designadas acompañantes y cuidadoras de los chicos, ¿tuvieron la noción de la enorme responsabilidad que asumieron, o lo único que hicieron fue preparar el protector solar, la malla y la sombrilla? Yo me imagino el micro con unos 40 chicos en plena algarabía y los adultos cuidadores festejando sus ocurrencias, y, por supuesto, todos corriendo de un lado para otro. ¿A nadie se le ocurrió que eso podría molestar a los choferes?Y otro tema a tener en cuenta: en esos viajes viajan dos o tres padres. Ahora bien, esos padres, ¿están capacitados para cuidar de cuarenta niños, o solo se ocupan de sus hijos y el resto que Dios los ayude?Raúl RossiDNI 4.866.205MicrosEstoy tan conmovida que no encuentro palabras para tanto dolor. En enero de 2014 tuvimos mi hija y yo un accidente muy parecido en un micro de la empresa El Rápido, en el kilómetro 55 de la ruta 2. En una carta que publicaron hacía hincapié en el uso del cinturón de seguridad, solamente nosotras salimos ilesas debido a su uso. También señalé lo precario del servicio: los choferes, presionados por cumplir horarios, exceden la velocidad; forzados por los dueños de las empresas, realizan viajes sin las horas de descanso necesarias, y los micros no se controlan. De hecho, el 18 de noviembre, regresando en auto desde Mar del Plata, vimos por lo menos tres micros en la banquina con algún problema técnico y a los pasajeros...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA