De los lectores: cartas & mails

¿Renunciamiento?Cristina sabe que por su personalidad, su situación judicial y el rechazo que genera no puede atraer a los peronistas moderados que necesita para ganar. Piensa que escondida detrás de Alberto Fernández quizá lo consiga. Además, podrá así evitar las conferencias de prensa o las conferencias abiertas que siempre aborreció (recordar el papelón de Harvard) y los debates obligatorios que no sería capaz de sostener. Si tuviera suerte y AF ganara la elección, el 11 de diciembre este decretaría (como lo hizo Cámpora con los guerrilleros) un indulto para todos los corruptos encarcelados o procesados, incluida Cristina. Unos meses después (como también lo hizo Cámpora, aunque no por su voluntad), renunciaría y la vicepresidenta asumiría con un legajo impecable y sin riesgos judiciales. Alberto sería nombrado jefe de Gabinete o embajador y Zaffaroni, ministro de Justicia, con lo que en un año más tendríamos una nueva Constitución de corte chavista, sin Poder Judicial y con un servicio de Justicia dependiente del Ejecutivo.Este es el sueño de Cristina y su último intento de evitar la cárcel. ¿De qué renunciamiento me hablan?Héctor PastorinoDNI 4.081.837Sin sustentoUn flamante candidato a presidente de la Nación acaba de afirmar: "Vamos a tener que revisar muchas sentencias que se han dictado en los últimos años, que carecen de todo sustento jurídico y de toda racionalidad jurídica". Parece que ignora el artículo 109 de la Constitución Nacional, que establece que "en ningún caso el presidente de la Nación puede ejercer funciones judiciales, arrogarse el conocimiento de causas pendientes o restablecer las fenecidas". Creo que lo que carece de todo sustento y racionalidad jurídica son sus expresiones, las cuales, además, prenuncian una plataforma en la que la violación a nuestra ley fundamental es su base de sustento.Enrique V. del CarrilDNI 7.493.338MarionetasLas últimas novedades políticas transformaron a los ciudadanos en espectadores de una representación de menor categoría: el teatro de marionetas, donde los actores son muñecos movidos por hilos u otros mecanismos. Habitualmente quien los maneja entre bambalinas es además ventrílocuo. Los hace moverse y hablar a su gusto, condiciones ampliamente reconocidas en la organizadora del espectáculo.Lucio CornejoDNI 8.171.030FórmulaEsto no es nada nuevo. Cristina siempre tuvo problemas para elegir vice.Isidro Braunmailto:braunisidro@gmail.comAmnesia políticaAnte la destacada columna de Néstor...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba