De los lectores: cartas & mails

 
EXTRACTO GRATUITO

Cierre de escuelasLa resolución ministerial 4055 mueve a la comunidad educativa porteña a reaccionar enérgicamente ante un ajuste inédito, aunque esperado. "¡No al cierre de las nocturnas!", se oye. Se habla del "caduco" plan de marzo del 74 (de Jorge Taiana padre y Perón): perito mercantil en 4 años. Doy clases en una de estas escuelas comerciales desde abril de 1987: no vi cerrar escuelas, pese a los cambios en alumnado, sociedad, exigencias y reglas de juego. Sí vi (y veo) ingentes esfuerzos para mantener a chicos (o no tanto) escolarizados. Me pregunto si solo la escuela (léase, los docentes) debe cargar el peso de por qué un joven no asiste. Si los docentes somos culpables. Si no hubo quienes ignoraron las genuinas propuestas de actualización curricular salidas de nuestra parte. Si no cabe averiguar qué brindan las familias para que sus miembros en condiciones de hacerlo vayan a clase. Sé que miles de adolescentes nunca vieron leyendo un libro a sus padres ni a sus abuelos. ¿Son culpables los chicos? Sé de un Estado que -vía políticas de variada índole- camina desde hace lustros sin cumplir el artículo 23 de la Constitución de la ciudad. ¿Será porque lograr un sistema educativo realmente eficaz e integrado en una nación justa no es como embaldosar veredas "a troche y moche"?Alejandro Pérez UnznerDNI 14.309.374Ascensores del subteEl estado de los ascensores y escaleras de los subterráneos es deficiente. Dos de cada tres no funcionan, además de la falta de mantenimiento, la higiene inexistente, los olores, las filtraciones. El estado de abandono es impensable en un transporte público que usan tantos ciudadanos y también los turistas.Gloria Josémailto:glorijo42@yahoo.com.ar"Mar del bache"Desde hace años, paso mis vacaciones en Mar del Plata, habitualmente con auto. La temporada pasada me llamó la atención la cantidad y las dimensiones de los baches en las calles, pero me consolé pensando que para el año siguiente ya los habrían solucionado... lamentablemente me equivoqué. Este año los baches han aumentado, no solo en cantidad, sino también en diámetro y profundidad, y comprometen la suspensión de los vehículos. Lo que me sorprende es que la solución del problema, rellenarlos y taparlos, no es una tarea que requiera material importado de alta complejidad y elevado precio, o mano de obra profesional calificada. Con una determinada cantidad de trabajadores y el material necesario es suficiente. Y el costo, accesible. De esa forma se...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA