De los lectores: cartas & mails

 
EXTRACTO GRATUITO

Iguales ante la leyMientras leía el fallo de la Corte Suprema en el caso Blanco vs. la Anses pensaba qué sencillo y simple ha de ser juzgar en el caso de marras, cuando los integrantes de dicho tribunal son argentinos "especiales" que, como el resto de los jueces, tienen un sistema jubilatorio "especial" que les asegura una jubilación muy cercana al salario actual. Ahí no existen ni Isbic ni Ripte. Y reflexioné sobre todos aquellos silenciosos argentinos que hemos trabajado sin horarios ni fines de semana, que tomamos las vacaciones en tiempos y períodos compatibles con la marcha de la empresa en la que trabajamos, donde nuestros salarios se fijan de acuerdo con el grado de cumplimiento de los objetivos fijados. Sabemos muy bien lo que son plazos de tiempo, cumplir con los indicadores de gestión, ser accountable (rendidor de cuentas) por lo que nos encomendaron. Ni mencionar cuántos sueldos dejamos en Ganancias. Cuando llegamos al momento del cálculo jubilatorio, cualquiera sea el algoritmo usado, existe un tope que es el haber máximo jubilatorio.El artículo 16 de la Constitución dice claramente: "Todos sus habitantes son iguales ante la ley (...) la igualdad es la base de los impuestos y las cargas públicas".Qué lejos estamos de su cumplimientoMartín J. GoyretDNI 8.406.721PrivilegiosA la serie de iniquidades que tenemos en nuestra sociedad se agrega el lamentable uso de privilegios que nuestro Poder Judicial ejerce al resistir la obligación del pago del impuesto a las ganancias. Además, el colmo de discriminar entre diferentes jueces quién no será alcanzado y a partir de qué monto pagarían algunos de ellos. Una vergüenza, cuando recordamos que hay jubilados que tributan y sin posibilidades de apelación.Una desgracia para todos, pues quienes deberían ser ejemplo intachable de cumplimiento y ecuanimidad utilizan sus privilegios para satisfacer de manera obscena sus apetencias.Todos somos iguales ante la ley..., algunos más que otros.Enrique T. Vidal Bazterricamailto:evidalbazterrica@gmail.comIVA y pobrezaAnte la situación inflacionaria, el aumento casi diario que sufren los alimentos de la canasta familiar y, por consiguiente, las grandes dificultades que está pasando la gente de bajos recursos, propongo que se analice bajar el porcentaje del IVA para los alimentos de primera necesidad, como ya fue implementado en algunos países de Europa y también en su momento en Uruguay. Bajar el IVA en, por ejemplo , 10 puntos (al 11%) significaría una...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA