De los lectores: cartas & mails

 
EXTRACTO GRATUITO

Cristina y José LópezEn una entrevista por televisión en septiembre de 2017, recordando a José López y el episodio de los bolsos en el convento, Cristina Kirchner dijo, con los ojos llorosos: "Creo que lo odié como pocas cosas he odiado en mi vida". En ese momento sonó un poco extraña o desproporcionada esa declaración. Pero ahora que José López confesó a quién pertenecían los nueve millones de dólares que había en los bolsos, por fin se explican, y hasta casi se justifican, esas lágrimas y ese odio.Roque A. SanguinettiDNI 6.065.831Mal estadoLa señora expresidenta se quejó en un video del estado en que le dejaron su casa de El Calafate tras un allanamiento, daño menor comparado con el estado en que dejó ella nuestro país. Su casa seguramente será arreglada rápidamente, ya que no le faltarán los recursos para hacerlo. Recursos que no dejó en nuestra patria, por lo cual tardará muchísimos años en reponerse del daño económico y sobre todo moral en que la sumió. Que no se queje, la patria salió perdiendo.Adriana de la CanalDNI 6.522.747SacrificiosComo productor agropecuario chico, apoyaré y sostendré otra vez las medidas recientemente adoptadas por el Gobierno para finalmente poder superar nuestras permanentes crisis. Lo que me parece una inmoralidad es que, como parte de este sacrificado plan de emergencia general, no participen en él los extremadamente bien remunerados senadores, diputados y jueces. Me dirán que son de otros poderes, sí, pero el Ejecutivo debe buscar la forma de que el ajuste alcance a sus sueldos, dietas, jubilaciones y prebendas. También se deberían corregir con urgencia nuestras leyes laborales, una de las mayores causas de la no inversión en el país. Son pocos los jueces, pero demasiados los legisladores y sus asesores y empleados.Teófilo M. MéndezDNI 5.154.654Cambio de monedaMuchos economistas, políticos, periodistas y público en general se escandalizan cuando escuchan propuestas de dejar de utilizar nuestra moneda, el peso. Pero deberíamos ser más humildes y realistas, ya que los argentinos no fuimos capaces de sostener su valor, que en las últimas décadas ha venido reduciéndose miles de veces. con los enormes gastos improductivos asociados (continuas modificaciones de precios, ajustes y reimpresión de enorme cantidad de documentación, grandes dificultades contables, etc.). Al respecto, se escuchan comentarios de que hay muy pocos y pequeños países que adoptaron el dólar como moneda oficial. Pero... ¿qué se puede decir...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA