De los lectores: cartas & mails

 
EXTRACTO GRATUITO

Daño moralVemos pasar la historia de los cuadernos, las confesiones y los miles de millones que hay en danza como si fuera una serie de Netflix, pero parece que no nos damos cuenta del daño que todo esto hace en nuestra confianza y en nuestra moral. Es un daño interior enorme que también socava, sin darnos cuenta, la moral de nuestros hijos. Y al verlo pasar ante nuestros ojos como si fuera una serie fantástica esto da la idea de que es un país de nadie, que somos ajenos a todo esto. ¿Qué futuro podemos esperar?Gonzalo G. AriasDNI 17.659.250Cristina eterna¿Es de extrañar que Cristina mantuviera aún en su poder los atributos presidenciales de ella y de su difunto esposo? ¿Acaso sus seguidores no la proclamaban, para su satisfacción, Cristina eterna? ¿No mostró su falta de dignidad y desmedida ambición al no hacer entrega del mando, como señala el honor republicano? Todo coincide con las formas de aquellos regímenes que pretenden la hegemonía, como el suyo y el de otros, y que han ofendido y aún ofenden a nuestra región.S. José MoroderDNI 4.172.885SenadoresLuego de escuchar a Pichetto con Joaquín Morales Solá queda claro que los senadores se creen una casta superior de ciudadanos, a quienes no alcanzan las generales de la ley. Ellos deciden si la Justicia puede perseguirlos. Y también cuándo y cómo pueden ser allanados sus domicilios. La prisión preventiva a la que cualquier ciudadano se ve expuesto si comete un delito no corre para ellos. Solo se aplica "la sentencia firme confirmada por la Corte"; o sea, entre diez y quince años más de libertad para un delincuente con fueros, protegido por sus camaradas. El senador Pichetto, al igual que los demás miembros de la Cámara alta, subestiman a la ciudadanía y siguen entorpeciendo el funcionamiento de la Justicia. Tal vez solo estén juntando créditos por si algún día son ellos los investigados.Carlos MonetaDNI 14.223.879DesigualdadEl domingo pasado se publicó el artículo "Desigualdad. Las recetas exitosas que revirtieron el fenómeno de la concentración". Una vez más se presenta como una rémora el hecho de que determinados personajes sean tan ricos. Pero lo que nunca se explica es que la riqueza que administran esas personas no la tienen atesorada en una bóveda o en una caja de seguridad, como lo hace Rico Mc Pato (Scrooge McDuck). Esa riqueza está en acción: en emprendimientos que continuamente entregan productos y servicios a la sociedad y, a su vez, crean miles y miles de puestos de trabajo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA