Lebacs, la cara riesgosa de una montaña que ya acumula $ 1,15 billones

 
EXTRACTO GRATUITO

"No hay nada más reactivante que bajar la inflación", suele enfatizar Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central, al explicar su estrategia de política monetaria con tasas de interés reales positivas y el control del circulante a través de la emisión de Lebacs. La actual gestión del BCRA encendió la aspiradora para intentar controlar la suba de precios y llevó el stock de estas letras de $ 316.550 millones en diciembre de 2015 a $ 1,15 billones en la actualidad (unos US$ 65.000 millones), en un proceso que enciende las alarmas y abre interrogantes sobre la sustentabilidad de la estrategia el mediano plazo.

"Las Lebacs existen hace tiempo, pero ahora ganaron mucha preponderancia fuera de las entidades financieras, porque disminuyó la competencia del plazo fijo", sostiene Gabriel Zelpo, economista de Elypsis, quien detalla que hoy el stock acumulado de Lebacs supera el 12% del PBI. "Es probable que las tasas altas nos acompañen bastante tiempo más, por la dificultad que ha tenido el BCRA para anclar la inflación con las expectativas que ellos tenían. Es un esfuerzo grande y eso se refleja en las tasas de interés", añade. Según el último Reporte de Expectativas del Mercado (REM), se estima una inflación núcleo de 14,3% para 2018, por encima del 12% que fijó como meta máxima el BCRA. Mientras tanto, tras el 1,9% de inflación en septiembre y el 1,5% esperado para octubre, el organismo subió la tasa de referencia al 28,75%.

En este contexto, los analistas también suman al análisis el déficit fiscal. "La acumulación de Lebacs refleja la inconsistencia entre la velocidad a la que se intenta bajar la inflación y el ritmo al que se intenta corregir el déficit", plantea Federico Furiase, director de EcoGo/Estudio Bein.

"Por un lado, se plantean metas ambiciosas y tasas altas, pero el gradualismo hace que se sigan expandiendo los agregados monetarios porque el BCRA financia al Tesoro, en menor cuantía que antes, y tiene que emitir para comprar los dólares que ingresan por el endeudamiento al que se recurre para financiar el déficit y para que el tipo de cambio no se aprecie. Y después, tiene que esterilizar esa emisión con Lebacs convalidando las altas tasas", explica. "Además del problema fiscal, esta dinámica refleja otro problema: la economía no tienen un mercado financiero desarrollado", agrega Fausto Spotorno, economista jefe de la consultora Orlando Ferreres y Asociados.

Altas tasas en pesos e ingreso de divisas que presionan a la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA