La lealtad en la Administración Pública

Autor:Susana Capra
Cargo:Abogada. Mediadora. Docente de Derecho Civil Universidad de Buenos Aires
Páginas:123-126
 
EXTRACTO GRATUITO
LA LEALTAD EN LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA
Susana Capra*
“El mundo de la administración es un mundo pluralístico antes que monístico y se funda en
gran medida en la lealtad…”. Eduard Corwin, El Presidente, Capítulo el PE, Función y poderes, 1787-
1957, página 105.
Lealtad proviene del latín “legalis”. Es el respeto a la ley en sentido jurídico y
también a la normas morales. Se puede asimilar a fidelidad o al compromiso de
defender lo que creemos y en quienes creemos, es un compromiso de verdad,
respeto, obediencia y cuidado hacia algo o alguien, puede ser a otra persona, a las
leyes o a la patria, a la familia, a la religión o a alguna idea.
Es el antónimo de la traición. Alguien leal no engaña, no se vende,
acompaña siempre, aún exponiendo su propia integridad. La lealtad es una
obligación de fidelidad que un sujeto o ciudadano le debe a su Estado, gobernante,
comunidad o a mismo, en pocas palabras es serle fiel a una persona hasta la
muerte. Es un valor que básicamente consiste en nunca darle la espalda a
determinada persona o grupo social con los que se está unido por lazos de amistad
o por alguna relación social, es decir, el cumplimiento del honor y de la gratitud, la
lealtad es más apegada a la relación de grupo.
Breve reseña histórica del concepto
Tras la caída del Imperio Romano Occidental no existía un gobierno central
en Europa. Durante la Edad Media los distintos reinos e imperios luchaban entre
para controlar el territorio. Después del Imperio Carolingio, Europa volvió otra vez a
caer en la guerra. La gente se sentía insegura. No se podía viajar, las rutas del
comercio se encontraban interrumpidas y al ser invadidos los territorios las personas
se encontraban en peligro aún en sus propias casas. Sin embargo, los reyes no
tenían ejércitos profesionales suficientes para proteger a la gente y a las tierras, ante
esa situación los campesinos piden ayuda y protección a los nobles que podían
pagar soldados, a cambio, los campesinos trabajarían para la nobleza y debían
someterse a su autoridad, incluso, a veces, debían entregar sus tierras al noble que
brindaba la protección requerida.
Esta situación da origen a un nuevo sistema social El Feudalismo, sistema
desarrollado durante la Edad Media, que se basa en lazos de lealtad y deber entre el
señor y el vasallo.
*Abogada. Mediadora. Docente de Derecho Civil Universidad de Buenos Aires.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA