Sentencia de Camara Contencioso Administrativo Federal- Sala II, 9 de Junio de 2020, expediente CAF 067841/2019/CA001

Fecha de Resolución: 9 de Junio de 2020
Emisor:Camara Contencioso Administrativo Federal- Sala II

Poder Judicial de la Nación CAMARA CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO FEDERAL-

SALA II

E.. Nº 67.841/2019.-

Buenos Aires, 9 de junio de 2020.- JMVC

Y VISTOS, estos autos caratulados: “LDC Argentina S.A. c/Dirección General Impositiva s/recurso directo de organismo externo” y,

CONSIDERANDO:

  1. Que el Tribunal Fiscal de la Nación -por unanimidad- resolvió revocar las resoluciones N°s: 106/2016 y 108/2016, dictadas el Jefe (int.) de la División Determinaciones de Oficio “A” del Departamento Técnico Grandes Contribuyentes Nacionales de la Subdirección General de Operaciones Impositivas Grandes Contribuyentes Nacionales de la A.F.I.P. -D.G.I.

    Por conducto de la primera de las resoluciones, se determinó de oficio la obligación tributaria en el Impuesto a las Ganancias por el período fiscal 2009,

    con más intereses resarcitorios y una multa graduada en tres tantos el tributo intimado, en los términos de los arts. 46 y 47, inc. b) de la L.P.T.; la segunda de las mencionadas, estableció de oficio el Impuesto a las Ganancias -Salidas no Documentadas por los períodos fiscales abril y mayo de 2009, con más intereses resarcitorios y aplicó una multa equivalente a tres veces el tributo, de acuerdo con lo fijado por los arts. 46 y 47, inc. b) de la L.P.T.

    Asimismo, el T.F.N. -por mayoría- confirmó la resolución N° 107/2016,

    por la cual el Fisco tras impugnar las DD.JJ. del I.V.A., estableció débitos y créditos fiscales y, de igual modo, determinó de oficio saldos a favor de la contribuyente, por los períodos fiscales comprendidos entre enero de 2009 a diciembre de 2010, según el detalle contenido en la resolución.

    Impuso las costas en proporción a sus respectivos vencimientos y practicó las correspondientes regulaciones de honorarios de los profesionales letrados de las partes, como así también los correspondientes a los peritos contadores propuestos por ellas (ver fs. 394/398 vta.).

  2. Que, para decidir del modo indicado, la D.G. -quien se pronunció en primer término- refirió que el tema traído a resolver se centró en determinar si las operaciones que el Fisco objetó, por considerar que no han sido concertadas con los proveedores impugnados, han existido y, por lo tanto,

    si procede el cómputo del crédito fiscal y la deducción del gasto correspondiente, para luego adentrarse en considerar si corresponde aplicar el impuesto en concepto de salidas no documentadas.

    Al respecto, señaló que la actividad declarada por la contribuyente es la “elaboración de aceites y grasas vegetales sin refinar y sus subproductos” y que, en las actuaciones administrativas, se pusieron de manifiesto las presuntas Fecha de firma: 09/06/2020

    Firmado por: J.L.L.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: L.M.M., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.C.C., JUEZ DE CAMARA

    inconsistencias detectadas con relación a los proveedores: Agropecuaria El Ranquel S.A., Establecimientos La Frontera S.A., D.J.F. y N.N.C..

    Señaló que de las actuaciones administrativas surge que el Fisco no cuestionó la actividad de la firma recurrente, ni su contabilidad, sino que basó

    los ajustes en las inconsistencias detectadas a terceros (proveedores de ésta)

    sobre los que la actora no tenía control alguno.

    En tal sentido, analizó las pruebas producidas e hizo especial referencia al circuito de pagos entre la contribuyente y los proveedores impugnados,

    indicando en detalle que todas ellas fueron realizadas mediante transferencias bancarias vía electrónica (Datanet), habiendo intervenido las entidades financieras: Banco HSBC Argentina; Banco Itaú Argentina; Banco de la Nación Argentina; Nuevo Banco Bisel y Banco Macro. De allí que, en su criterio, quedó

    demostrado que la recurrente efectuó los pagos en las cuentas bancarias de titularidad de los proveedores cuestionados, dando cuenta de ello las respuestas brindadas a los oficios, probanza que no mereció objeción por parte del Fisco.

    Además, hizo mención a la operatoria comercial del proveedor Establecimiento La Frontera S.A., y señaló que los pagos fueron realizados mediante cheques emitidos a nombre del proveedor y que todos fueron endosados por sus representantes legales. Remarcó que las observaciones que hizo el organismo recaudador sobre dicho proveedor, no se referían a este aspecto de la operatoria.

    Resaltó que las firmas Fadasa S.R.L., Compañía Mercantil Agrosud Limitada y Alicor S.A. reconocieron haber actuado como corredores en la operatoria comercial entre la contribuyente y los proveedores N.C.,

    Agropecuaria El Ranquel S.A. y Establecimientos La Frontera S.A.,

    respectivamente.

    Por otra parte, refirió que cada uno de los proveedores se encontraban inscriptos ante la A.F.I.P. (y por lo tanto poseían C.U.I.T.) y las facturas tenían C.A.

  3. En particular, señaló que los proveedores C. y F. se encontraban inscriptos en el Registro Fiscal de Operadores de Granos al momento de celebrarse las operaciones. Los emisores de las facturas impugnadas no se encontraban incluidos en la base “E-Apoc” durante los períodos cuestionados, lo que revela que la contribuyente obró con diligencia,

    no resultándoles oponibles las inconsistencias invocadas por el Fisco.

    A mayor abundamiento, manifestó que no resulta suficiente para poner en duda la existencia de las operaciones el hecho de no haberse podido Fecha de firma: 09/06/2020

    Firmado por: J.L.L.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: L.M.M., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.C.C., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO FEDERAL-

    SALA II

    verificar acabadamente los domicilios de los proveedores, sino que deben observarse otras circunstancias que, según el criterio de la realidad económica y el orden natural de los negocios, resultan indicativas de la existencia de las transacciones y cuya veracidad ha sido puesta en duda; esto es, las transacciones cuestionadas se encuentran registradas, las ventas constan en remitos y/o documentos similares que dan cuenta de las entregas y/o del transporte de la mercadería, los medios de pago empleados dan cuenta de la efectiva cancelación de las mismas y de la titularidad de los intervinientes.

    De este modo, consideró que los argumentos que el Fisco empleó para impugnar la veracidad fiscal de las operaciones de marras, carecen de virtualidad suficiente pues no se ha cuestionado el circuito de pagos, como así

    tampoco la existencia de las mercaderías objeto de las transacciones. De allí

    que el ajuste sólo se sustentó en supuestas irregularidades de terceros proveedores que, por vía indirecta, le son atribuidas a la contribuyente, lo que no resulta apropiado.

    En conclusión, postuló que los argumentos del organismo recaudador no resultan suficientes para sostener que se trata de operaciones simuladas, por lo que corresponde revocar las resoluciones determinativas de los Impuestos a las Ganancias y al Valor Agregado en todas sus partes.

    Por último, en cuanto al ajuste efectuado en concepto de Salidas no Documentadas, por los argumentos expuestos precedentemente, surge acreditado quienes fueron los destinatarios de las erogaciones efectuadas, por lo que también resolvió revocar la determinación de este impuesto.

    Por su parte, la Doctora O’ Donnell y el D.M. dijeron que comparten el relato de los antecedentes de la causa y la solución a la que arribó

    el voto de la colega preopinante, respecto de las resoluciones determinativas del Impuesto a las Ganancias y a las Salidas no Documentadas.

    Sin embargo, no comparten la solución propuesta respecto del I.V.A. por los períodos fiscales enero de 2009 a diciembre 2010, toda vez que -según su criterio- la prueba rendida, no acredita que las operaciones fueron realizadas con los proveedores designados en los comprobantes fiscales, conforme con los términos de lo resuelto por la C.S.J.N. en la causa: “Feretti, F.E.,

    del 10/03/2015, Fallos: 338:169 y en la causa: M.848.L.ROR, “Molinos Río de la Plata S.A.”, del 25/08/2015; no habiendo el contribuyente demostrado, en el caso, la legitimidad de los créditos fiscales.

    Fecha de firma: 09/06/2020

    Firmado por: J.L.L.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: L.M.M., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.C.C., JUEZ DE CAMARA

  4. Que, contra lo decidido sobre el fondo del asunto, ambas partes interpusieron apelación y expresaron agravios en forma tempestiva (ver fs. 434;

    fs. 435; fs. 438/445 vta. y fs. 456/463 vta.).

    De igual modo, tanto el Fisco Nacional como la parte actora contestaron en tiempo y forma los respectivos traslados que les fueron conferidos (ver fs.

    470/475 vta. y fs. 477/484).

    Las regulaciones de honorarios fueron apeladas por los letrados de ambas partes (ver fs. 400 y 404/412).

  5. Que el Fisco Nacional en su memorial sostuvo que el análisis efectuado en la sentencia resultó irrazonable a la luz de los hechos y las pruebas obrantes en la causa, lo torna arbitrario el pronunciamiento y amerita su revisión por el Tribunal de Alzada.

    Entendió que el voto de la Dra. G., efectuó un análisis sesgado y superficial de la causa, en función de la cual concluyó que la prueba producida en autos -informativa y pericial contable- exhibe virtualidad suficiente para tener por acreditada la operatoria cuestionada, en tanto los elementos reunidos por el Fisco refieren, a criterio del juzgador, a inconsistencias de terceros -los proveedores- cuyo control por parte de la actora resulta inapropiado.

    En tal sentido, y al analizar los elementos de prueba reunidos en la etapa de fiscalización, sostiene que el Tribunal no consideró certeramente las observaciones formuladas por el Fisco, en función de las cuales había concluido que dichos proveedores no cuentan con capacidad operativa y financiera.

    A continuación, detalló ciertos aspectos de cada uno de los proveedores cuestionados respecto de los cuales el Tribunal Fiscal no habría tenido en cuenta. Así, el proveedor Agropecuaria El Ranquel S.A. no fue localizado, y el domicilio legal no se corresponde con uno particular.

    Asimismo, los...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba