Sentencia de Cámara Federal de Casación Penal - Sala 1, 29 de Agosto de 2013 (caso Laulhe, Juan Pedro S/recurso De Casación.)

Fecha de Resolución:29 de Agosto de 2013
Emisor:Sala 1
 
EXTRACTO GRATUITO

°

Causa N° 15.403 -Sala I-

LAULHE, J.P. s/ recurso de casación.

Cámara Federal de Casación Penal Reg. Nº 21.782

la ciudad de Buenos Aires, Capital Federal de la República Argentina, a los 29 días del mes de agosto 2013, se reúne la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal, integrada por la doctora A.M.F. como P., y los doctores R.R.M. y L.M.C. como Vocales, a los efectos de resolver el recurso de casación interpuesto por el apoderado de la querellante E.J.D.C. en esta causa nro.

15.403 caratulada L., J.P. y otros s/ recurso de casación, de cuyas constancias RESULTA:

°

  1. ) Que la Sala VII de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal resolvió –en lo que aquí interesa- : “Confirmar parcialmente el auto documentado a fs. 1986/2008, punto I, en cuanto decretó el sobreseimiento de S.L., J.P.L., M.E.M.I.B. o V.B., J.L.O.,

    S.B.R., N.C., M.E.H. y M.M.M.”.

    Que contra dicha sentencia, interpuso recurso de casación la querella, el que denegado, motivó oportunamente la presentación de una queja ante esta S., a la que se hizo lugar y en consecuencia se declaró procedente el remedio casatorio de fs. 2190/2203, el que fue mantenido en esta instancia a fs. 2230.

    °

  2. ) Que la recurrente se agravió respecto de la confirmación del sobreseimiento de S.L., J.P.L. y M. v.B. de B. porque, a su juicio, el pronunciamiento era arbitrario. Señaló que no se compadece con las constancias de autos porque hubo una errónea aplicación de la ley sustantiva, “pues implica una unilateral y artificiosa creación y traslación de conocimientos y deberes hacia la 1

    víctima, con el objeto de sustentar una inexistente negligencia en ella, o para hacerle asumir el riesgo y exonerar de responsabilidad a los victimarios”.

    Agregó que “se analizó el boleto, pero no se tomó en cuanto lo más importante: como contrasta y se integra éste con los restantes hechos de la causa”; que el boleto es un elemento más del ardid desplegado y “es el estatuto que consagra la clara violación engañosa de la actuación de S.L. v.B. (CastilliánS.A.) y del asumido fideicomitente,

    J.P.L. v.B.” y que se le informaron medias verdades al representante de C. “para que tome su decisión”.

    Puntualizó que en el año 2000 C.S.A.,

    había vendido el campo a M. v.B. de B., por boleto de compra venta otorgándole la posición, que en esa época estaba casada con W.B., que el bien ingresó a la sociedad conyugal, que dicho boleto fue resuelto por uno de los integrantes de la sociedad conyugal y que este hecho nunca fue revelado a Chesnot.

    Aseveró que se comprometieron a entregar la posesión libre de ocupantes y que tal extremo no era posible porque no la tenían en razón del boleto del año 2000 ya referido. Agregó que de la existencia de ese boleto se enteró

    1. en octubre de 2009, cuando lo exhibió B. al juez de garantías de Zárate Campana, “en el contexto de una denuncia que se le hizo por usurpación de ‘El Nazareno’”.

    Además apuntó que se ocultó a C. que,

    luego de la separación de hecho, B. y v. B. habían acordado que “aquél usaría la casa de huéspedes de ‘El Nazareno’ y M. v.B. la principal” y que B. tenía objetos de su propiedad, algunos de ellos, bienes registrables.

    En cuanto al fideicomiso inmobiliario, ante una afectación concreta al derecho dominial, señaló que “la prueba obrante en autos demuestra, además, que no se tenía la 2

    °

    Causa N° 15.403 -Sala I-

    LAULHE, J.P. s/ recurso de casación.

    Cámara Federal de Casación Penal Reg. Nº 21.782

    intención de constituir el fideicomiso ya desde el comienzo, a poco que se produjera lo que sistemáticamente ocultaron: la aparición de B. en el campo. De ese modo le impidieron prever a C. el perjuicio que iba a sufrir su patrimonio”.

    Finalmente, concluyó que C. creyó recibir falsamente la posesión libre de ocupantes el 24 de junio luego de pagar los U$S 2.650.000-.

    En cuanto al segundo motivo de la casación,

    señaló que de la propia relación de hechos que hace el fallo,

    resulta la posible comisión de un posible desbaratamiento de derechos acordados (art. 173 inc. 11 del CP) por parte de J.P.L. (tercer párrafo del punto IV de la resolución de 10 de junio)

    y no obstante mantiene el sobreseimiento sin ordenar se investigue, ni dar razón alguna que legitime la subsistencia del beneficio procesal frente a la relación del hecho que formula.

    Agregó que omitir dar razones por las que termina extendiendo el sobreseimiento de L. en lo que hace a este hecho es contradictorio en los términos del art. 123 del CPPN. Por otra parte, observó que el tribunal de grado es contradictorio en tanto describe el hecho típico y por otro “actúa como si no lo fuera, cuando ordena su investigación”.

    Por los motivos expuestos solicitó que la sentencia...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA