Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial - Camara Comercial - Sala A, 29 de Junio de 2020, expediente COM 026917/2017/CA001

Fecha de Resolución:29 de Junio de 2020
Emisor:Camara Comercial - Sala A

Poder Judicial de la Nación En Buenos Aires, a los 29 días del mes de junio de dos mil veinte, se reúnen por vía remota los Señores Jueces de Cámara Doctora M.E.U.(. Nº 3) y el D.A.A.K.F. (Vocalía 2), con asistencia de la Señora Prosecretaria Letrada de Cámara, para entender en los autos caratulados “LASER DISC

ARGENTINA S.A. c/ P.T. S.A. s/ Ordinario” (Expte. N° 26.917/2017), originarios del Juzgado del Fuero N° 28, Secretaría N° 56, en los cuales, como consecuencia del sorteo practicado de acuerdo con lo establecido en el art. 268 CPCC, resultó que los Sres.

Jueces de esta S. habrán de votar en el siguiente orden: Vocalía N° 2, Vocalía N° 3 y Vocalía N° 1. Solo intervienen el D.A.A.K.F. (Vocalía N° 2) y la Doctora M.E.U. (Vocalía N° 3) por hallarse vacante el restante cargo de Juez de esta S. (art. 109, Reglamento para la Justicia Nacional).

Estudiados los autos se planteó la siguiente cuestión a resolver:

¿Es arreglada a derecho la sentencia apelada?

A la cuestión propuesta, el Señor Juez de Cámara Doctor A.A.K.F. dijo:

  1. LOS HECHOS DEL CASO

    (1.) “L.D.A.S.” promovió demanda -por repetición de las sumas abonadas en el marco de dos (2) sentencias condenatorias pronunciadas en sede laboral- contra “P.T. S.A.”, procurando que se condene a esta última al pago del importe total de pesos ciento veinticuatro mil ochenta con 24/100 ($ 124.080,24), con más sus intereses y costas, a raíz de demandas promovidas por trabajadores contratados por su parte en su condición de empresa de servicios eventuales, en virtud de las cuales su parte fue también solidariamente condenada a abonar, conjuntamente con aquella, las sumas devengadas en favor de esos dependientes como consecuencia de lo dispuesto en dichas sentencias.

    En sustento de su pretensión, la accionante adujo que tuvo que afrontar el pago de la totalidad de los montos condenatorios consagrados en ambas sentencias, y que en función de ello que promovió la presente acción a fin de percibir por parte de la demandada el pago del 50% de lo abonado en ambos procesos: “P., D.A. c/ PT

    S.A. y otro s/ despido”, expte. n° 50.253/2013 que tramitara por ante el Juzgado Nacional de Ira. Instancia en lo L.N.° 50; y “L.C.R.C. c/ P.T.

    S.A. y otro s/ despido”, expte. n° 25.824/2011 tramitado por ante el Juzgado N° 5 del mismo fuero.

    (2.) Corrido el pertinente traslado de ley, la accionada “P.T. S.A.”

    compareció al juicio mediante la presentación que corre agregada a fs. 44/78, donde contestó la demanda incoada y solicitó el rechazo de ella, con costas.

    Tras efectuar una pormenorizada negativa de los extremos invocados por la accionante en su escrito inaugural, procedió a brindar su versión de los Fecha de firma: 29/06/2020

    Alta en sistema: 01/07/2020

    Firmado por: A.A.K.F., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: V.C.P., Prosecretaria de Cámara Firmado por: M.E.U., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación acontecimientos. En ese sentido, señaló que el reclamo de la contraria se originaba en dos (2) juicios laborales: “P., D.A. c/ PT S.A. y otro s/ despido”, expte. n°

    50.253/2013 que tramitara por ante el Juzgado Nacional de Ira. Instancia en lo L.N.° 50; y “L.C.R.C. c/ PT S.A. y otro s/ despido”, expte. n°

    25.824/2011, tramitado por ante el Juzgado N° 5 del mismo fuero, juicios en los cuales recayó sentencia condenando solidariamente tanto a su parte como a L.D.A.S. a abonar a los dependientes allí actores las correspondientes indemnizaciones laborales.

    Indicó en tal sentido que, en ambos casos, los trabajadores eran empleados de la requerida P.T. S.A. y que con fecha 24.04.2012 el trabajador D. A.

    P. fue destinado por su mandante a efectos de cumplir tareas en L.D.A.S. hasta el 01.02.2013, fecha en la cual se le dio por despedido, iniciando posteriormente este último acciones legales contra ambas empresas, las cuales fueron condenadas solidariamente en sede laboral al pago de las indemnizaciones respectivas.

    Similar situación aconteció con el trabajador R.C.L.C., quien fue destinado por P.T. S.A. a prestar tareas en la empresa accionante,

    ingresando a laborar el 28.09.2009, y, que con fecha 18.01.2011, atento haber concluido el requerimiento de L.D.A.S., fue suspendido a fin de reasignarle un nuevo destino. Ante tal circunstancia, el trabajador expuso que las tareas que desarrollaba no eran “extraordinarias”, por lo que se consideró injuriado,

    produciéndose el distracto laboral que originó el reclamo judicial “supra” referido.

    Indicó entonces, que la solidaridad establecida en ambas sentencias,

    resultaba insuficiente a fin atribuirle la responsabilidad que pretendía endilgarle la accionante, pues postuló que en la responsabilidad civil por daños “extracontractuales”

    las leyes civiles determinaban como esencial el “nexo causal doloso o culposo” como presupuesto fundamental para atribuirle esa responsabilidad, y que la parte “ajena” al hecho dañoso no asumía responsabilidad alguna, distinto de lo que acontecía en la esfera laboral donde la solidaridad se aplicaba a toda vinculación contractual entre empresas por la sola circunstancia de haber intervenido en la contratación.

    Prosiguió señalando, que fuera del ámbito del derecho laboral, la responsabilidad se generaría frente al infractor de una norma, no resultando extensible a quien no infringió la norma en una contratación del tipo “multiparte”. Así, indicó que P.T. S.A. no cometió ninguna infracción laboral, sino que quien incumplió sus obligaciones fue la accionante, por lo que su mandante resultaba ajena a las irregularidades cometidas por L.D.A.S.

    Por todo ello, entendió improcedente la presente acción, por aplicación de lo dispuesto por el cciv.: 1081 y 1082, solicitando en consecuencia su rechazo, con expresa imposición de costas a la contraria.

    Fecha de firma: 29/06/2020

    Alta en sistema: 01/07/2020

    Firmado por: A.A.K.F., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: V.C.P., Prosecretaria de Cámara Firmado por: M.E.U., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación (3.) Abierta la causa a prueba y producidas las ofrecidas del modo que se da cuenta la certificación actuarial obrante a fs. 113, se pusieron los autos para alegar,

    habiendo hecho uso de tal derecho tanto la parte actora como la demandada, mediante las presentaciones que obran agregadas a fs. 137/139 y fs. 131/135, respectivamente,

    dictándose finalmente sentencia definitiva a fs. 142/146.

  2. LA SENTENCIA APELADA

    El precedentemente aludido fallo de primera instancia admitió

    parcialmente la demanda promovida por “L.D.A.S.” contra “P.T.

    S.A.”, a quien condenó a pagar a aquélla la suma de pesos ciento dieciséis mil ochocientos veintidós con 96/100 ($ 116,822,96/100), con más sus intereses a calcularse aplicando la tasa que cobra el Banco de la Nación Argentina para sus operaciones de descuento a treinta (30) días, desde la fecha de notificación del traslado de la acción hasta el efectivo pago, e imponiendo las costas a la demandada en su condición de vencida en el pleito.

    Para así decidir, estableció, en primer término, que no existía controversia relativa a los pronunciamientos –firmes- dictados en sede laboral,

    condenando solidariamente a ambas partes al pago de las indemnizaciones laborales,

    tanto en las actuaciones : “P., D.A. c/ PT S.A. y otro s/ despido”, expte. n°

    50.253/2013 que tramitara por ante el Juzgado Nacional de Ira. Instancia en lo L.N.° 50; como en la causa: “L.C.R.C. c/ PT S.A. y otro s/ despido”,

    expte. n° 25.824/2011 tramitado por ante el Juzgado N° 5 del mismo fuero.

    Sobre dicho presupuesto, se abocó a analizar la procedencia del reclamo formulado por la accionante tendiente a obtener el reintegro del 50% de los pagos que habría realizado en sede laboral.

    En ese contexto, comenzó por precisar que, teniendo en cuenta la fecha en que fueron dictados los pronunciamientos en ambos procesos por la Cámara Laboral (18.02.2016 en las actuaciones “L.C.R.C. c/ PT SA y otro s/

    despido” y 30.09.2016 en “P.D.A. c/ PT SA y otro s/ despido”), la controversia sería juzgada a la luz de las normas vigentes en la época en que se dispuso la solidaridad para el pago de la condena laboral -Código C.il y Comercial de la Nación-; ello con prescindencia de que los hechos que dieron origen a ambos pleitos se hayan verificado cuando regía el anterior Código C.il, por cuanto entendió que, recién con el dictado de las sentencias, las partes trocaron un “derecho en expectativa” por un “derecho adquirido”, en este caso bajo el encuadramiento de la nueva ley de fondo, circunstancia que tornaba inaplicables en la especie las prescripciones contenidas en los arts. 1081 y 1082 Cód. C..

    Partiendo del mencionado presupuesto, la anterior sentenciante estimó

    que, en tanto las conclusiones arribadas en las sentencias laborales resultaban decisiones Fecha de firma: 29/06/2020

    Alta en sistema: 01/07/2020

    Firmado por: A.A.K.F., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: V.C.P., Prosecretaria de Cámara Firmado por: M.E.U., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación pasadas en autoridad de cosa juzgada, no eran susceptibles de revisión en esta instancia,

    por lo que no correspondía modificar la calificación de la obligación existente entre ambas partes en litigio en el marco del presente proceso, debiendo estarse a la “solidaridad” establecida en el fuero laboral, correspondiendo únicamente determinar la cuota de contribución que –en caso de así corresponder-, la demandada debía de reintegrar a la accionante por los rubros abonados por esta última.

    Así, precisó que el CCCN: 840 dispone que el deudor que efectúa el pago de una deuda a la que esté solidariamente obligado con otros puede repetirlo de los demás codeudores según la participación que cada uno tenga en la deuda, y que a su vez,

    el art. 841 del mismo ordenamiento legal, establece que las cuotas de contribución se determinan de acuerdo con: (a) lo pactado; (b) la fuente y la finalidad de la obligación,

    o, en su caso, la causa de la responsabilidad; (c) las...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba