Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo , 4 de Marzo de 2011, expediente 28.272/07

Fecha de Resolución 4 de Marzo de 2011

Poder Judicial de la Nación SENTENCIA DEFINITIVA N°: 99.000 SALA II

EXPTE. Nº: 28.272/07 (Juzgado Nº 9)

AUTOS: “LARIONOVA, LYUBOV C/PIELES EMYA S.A. S/ DESPIDO"

VISTOS

Y CONSIDERANDO:

En la Ciudad de Buenos Aires, a los 4 días del mes de Marzo de 2011, reunidos los integrantes de la Sala II a fin de considerar los recur-

sos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practi-

cado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación:

El Dr. M.Á.M. dijo:

  1. La Dra. J.H. hizo lugar parcialmente al reclamo incoado por la Sra. L.L. y condenó a Pieles Emya S.A. a abo-

    nar la suma de $6.806,70.

    Contra la sentencia recaída (fs. 272/277) se alzan las partes demandada y actora a tenor de los memoriales de agravios que lucen a fs.

    278/281 y 282/285, replicados a fs. 293/295 y 291, respectivamente.

    A su vez, el perito contador apela los honorarios que le fueran regulados por considerarlos bajos.

  2. En el presente caso, la demandada comunicó a la re-

    clamante la extinción del vínculo a partir del 20-06-2007 por considerarla incursa en abandono de trabajo, en atención a las ausencias injustificadas en las que incurriera la trabajadora desde el 21 de mayo de 2007.

    La Dra. M.C.J.H. consideró que el distracto dispuesto por la demandada resultó improcedente por no cumplir con lo dispuesto en el art. 244 LCT en cuanto a la puesta en mora de la dependiente dado que el telegrama remitido el 13/6/07 fue desconocido por la accionante y no se pro-

    dujo prueba al respecto; en mérito a ello, la magistrada de grado entendió que el des-

    pido resultaba incausado. Por ende, difirió a condena los rubros indemnizatorios de-

    tallados a fs. 274 párrafo cuarto.

    Contra esta decisión se alza la parte demandada. Cues-

    tiona en lo esencial que la Sra. Jueza de grado no haya valorado debidamente la prueba producida en autos y no haya tenido en cuenta que la dependiente no justificó

    en momento alguno las inasistencias, situación que habilitó a su parte a despedirla.

    E.. Nº 28.272/07 1

    Poder Judicial de la Nación Sostiene que si bien el art. 244 LCT establece la nece-

    sidad de constituir en mora al trabajador, a su entender, la intimación es un requisito imprescindible pero no suficiente para habilitar la cesantía por abandono de trabajo (sic).

    Afirma que la comunicación que le fuera remitida a la actora el día 13-06-07 mediante la cual se la intimó a retomar tareas “bajo apercibi-

    miento de considerarla incursa en abandono de trabajo” tuvo la virtualidad de consti-

    tuirla en mora, ya que la carta documento acompañada se anexó con su correspon-

    diente acuse de recibo. Por lo tanto, explica, si la trabajadora fue intimada a retomar tareas y omitió presentarse a trabajar y no invocó una situación que justifique su acti-

    tud, consolidó el abandono de trabajo, circunstancia que habilitó a su parte a extin-

    guir el contrato que los unía.

    Más allá de lo demás expuesto por la apelante lo cierto es que, tal como se destacó en el fallo de grado, la demandada no acreditó la recep-

    ción del telegrama remitido a la actora con fecha 13-06-07; es decir, no se probó que se haya dado cumplimiento efectivo a la manda del art. 244 LCT, es decir, la puesta en mora del dependiente.

    Y, si bien la quejosa insiste en la falta de valoración de la prueba testimonial rendida en autos, los dichos de los testigos Trushevskaya, Vos-

    kanian y Charykina, más allá de haber afirmado que la accionante tenía la intención de radicarse en Canadá y que sabían que se le había remitido telegrama para que se presente a trabajar, no pueden suplir la omisión de libramiento de oficio al correo pa-

    ra verificar concretamente, si esa misiva fue remitida y recepcionada en el domicilio de la trabajadora.

    Ello más allá de que la accionante no haya logrado de-

    mostrar que le fue otorgada una licencia sin goce de sueldo por la supuesta enferme-

    dad de su madre que la obligó a ausentarse de su lugar de trabajo, puesto que, resulta dudosa la actitud del empleador quien, a pesar de haber sostenido que la actora no concurría a trabajar desde el 21-5-07 recién procedió a intimarla para que retome ta-

    reas el 13-6, tiempo por demás excesivo para el caso de no conocer los motivos de las ausencias de una dependiente.

    En virtud de lo expuesto, propongo desestimar la queja de la demandada.

  3. La parte actora se agravia por cuanto la Sra. Jueza de grado consideró que no se encontraban acreditadas la fecha de ingreso ni la remune-

    ración denunciadas en el escrito de inicio.

    E.. Nº 28.272/07 2

    Poder Judicial de la Nación Solicita el replanteo de la producción de la prueba ofrecida oportunamente (traductor público, pericial fotográfica y testimonial) dado que, según su postura, con ella podría acreditar el trabajo “en negro” (sic) y fecha de ingreso.

    Empero, entiendo que con la pericia contable dicha prueba resulta a todas luces inconducente. Me explico.

    A fs. 227/229 el perito contador informó que la de-

    mandada lleva sus libros conforme a derecho, que la actora se encontraba registrada con la categoría “medio oficial forradora”, con fecha de ingreso el 01-04-05; asimis-

    mo, verificó que los haberes percibidos por la accionante guardaban relación con los haberes establecidos en el CCT (CCT 256/95 - Industria peletera) y que sus reci-

    bos se corresponden con las registraciones efectuadas.

    Todo esto no fue impugnado ni observado por la aquí

    apelante, lo que me lleva a confirmar lo decidido en la sede de grado respecto de la remuneración toda vez que la suma denunciada en el escrito de inicio ($1400 men-

    suales sin incluir horas extras – ver fs. 6vta) no resulta verosímil si se tiene en cuenta que el perito expuso que por la categoría que tenía la trabajadora los haberes percibi-

    dos guardaban...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba