Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala B, 26 de Febrero de 2019 (caso LANCHUSKE BERTA GRACIELA c/ PACHECO SILVANA Y OTRO s/DAÑOS Y PERJUICIOS DERIVADOS DE LA PROP.HORIZ)

Fecha de Resolución:26 de Febrero de 2019
Emisor:Camara Civil - Sala B
 
EXTRACTO GRATUITO

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA B EXPTE. N° 15.266/2013 LANCHUSKE B.G. c/P.S. Y OTRO s/DAÑOS Y PERJUICIOS DERIVADOS DE LA PROP.HORIZ Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 26 días del mes de Febrero de dos mil diecinueve, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, S. “B”, para conocer en los recursos interpuestos en los autos caratulados: “L., B.G. c/P., S. y Otro s/ daños y perjuicios” respecto de la sentencia de fs.

862/888, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Es ajustada a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía efectuarse en el siguiente orden Señores Jueces Doctores: CLAUDIO RAMOS FEIJOO -

ROBERTO PARRILLI - OMAR LUIS DIAZ SOLIMINE -.

A la cuestión planteada el Dr. C.R.F., dijo:

  1. La sentencia de fs. 862/888 resolvió: a) hacer lugar a la demanda entablada por B.G.L.. En consecuencia, condenó a S.P. y a A.L.P. a demoler la nueva construcción efectuada en el primero y en el segundo nivel de la Unidad Uno de Planta Baja, con entrada independiente por E.L. 549 y a pagarle a los pretensores la suma de pesos treinta mil ($30.000) en concepto de daño moral con más sus respectivos intereses y costas del proceso; y, b) rechazar en todas sus partes la reconvención deducida por S.P., con costas.

  2. Contra el referido pronunciamiento de primera instancia interpusieron recurso de apelación tanto la parte actora (v. f. 894) como la demandada (v. f. 896), los que fueron concedidos libremente a fs. 895 y 897, respectivamente.

  3. A fs. 902/903 fundó su recurso la accionante.

    Se agravió únicamente de la cuantía fijada en concepto de “daño moral”, por considerarla reducida. Refirió que el monto indemnizatorio fijado no alcanza para cubrir el daño causado y que “…nunca, durante todos estos años, pudo entender cómo la obra cuestionada siguió construyéndose, cómo paso a paso, perdía valor su unidad funcional en el consorcio del PH, debió sufrir no sólo un hecho sino un largo proceso que día a día se venía concretando. El Fecha de firma: 26/02/2019 Alta en sistema: 27/02/2019 Firmado por: DR. CLAUDIO RAMOS FEIJOÓ, JUEZ DE CÁMARA Firmado por: DR. R.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: DR. O.L.D.S., SUBROGANTE #14583451#227728896#20190226125008688 estado de debilidad anímica de la actora, como vecina afectada impunemente durante un largo lapso, incluso ocasionó que intentara aislarse y se perdiera la convivencia normal…” (v. f. 902vta.).

  4. Dicha pieza fue contestada por la parte demandada a fs.

    924/925, quien solicitó que se rechace el recurso de apelación interpuesto por la contraria con costas.

  5. A fs. 904/922vta. expresaron agravios los demandados.

    Comenzaron señalando que el planteo de falta de legitimación activa debería haber sido tratado a la luz de las circunstancias planteadas en el caso. En este sentido, adujeron que “…resulta más que claro que en el caso del Consorcio Eleodoro Lobos 549/551 la legitimación activa para hacer cumplir el reglamento de Copropiedad y/o en su caso modificarlo es del Consorcio, y no de un solo copropietario…” (v. f. 906).

    Siguiendo este lineamiento, explicaron que: “…ninguna solución a la que se pueda arribar en estos autos volverá las cosas a su estado anterior, ni resolverá las controversias derivadas de los incumplimientos en los que todos los copropietarios incurrieron respecto del reglamento. Así, por ejemplo, la sentencia dictada en autos deja en una situación de privilegio a los titulares de las UF 2, 3, y 4, quienes han ampliado sus unidades, y no tienen obligación de demoler sus construcciones. Incluso si V.E. determinara que ambas partes deben demoler lo construido sin el debido permiso –además de causar un innsecesario perjuicio patrimonial- se estará poniendo en una situación preferencial a las Unidades Funcionales 3 y 4 que también realizaron ampliaciones, y que no intervienen en este proceso, y por lo tanto no deberían demoler…” (v. f. 907).

    Por otra parte, sostuvieron que la sentencia de grado resolvió en contra de las constancias de la causa, toda vez que los informes técnicos del INTI fueron concluyentes en torno a la sólidez de la construcción.

    Con fundamento en lo antedicho, arguyeron que la demolición ordenada genera un desproporcionado perjuicio económico a las demandadas; que el a quo no ha ponderado el riesgo que implica la demolición de lo contruido; que no existen certezas en torno a los porcentuales de las unidades funcionales, al no haberse incorporado una copia del reglamento de copropiedad por las vías procesalmente admitidas; y, que no se han tenido en consideración los cuestionamientos que se han realizado respecto del informe pericial.

    Además, cuestionaron la procedencia y el quantum fijado para contemplar lo reclamado concepto de “daño moral” y se agraviaron de la Fecha de firma: 26/02/2019 Alta en sistema: 27/02/2019 Firmado por: DR. CLAUDIO RAMOS FEIJOÓ, JUEZ DE CÁMARA Firmado por: DR. R.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: DR. O.L.D.S., SUBROGANTE #14583451#227728896#20190226125008688 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA B valoración efectuada por el Magistrado de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA