Lanatta renovó su portación de armas con un trámite exprés

 
EXTRACTO GRATUITO

Un año antes del triple crimen, Martín Lanatta activó sus influencias políticas para revertir algo más que un simple trámite que se había complicado: consiguió la renovación de su permiso de portación de armas mediante un "trámite privilegiado" en el Registro Nacional de Armas (Renar), sólo reservado para jueces, diplomáticos y funcionarios políticos de alto rango.

La autorización de este trámite especial denominado en la jerga interna "007" fue concedida en 2007, cuando el organismo era dirigido por Andrés Meiszner, amigo de Aníbal Fernández, según los documentos oficiales a los que accedió LA NACION.

"El «007» es un trámite privilegiado. No hay una persona en el Renar que no sepa cómo funcionaba. El «007» sale o sale", sostuvo una fuente con influencia en el organismo. Esa afirmación fue ratificada por todos los consultados por LA NACION.

Lanatta, Meiszner y Aníbal Fernández frecuentaron las calles de Quilmes. Pese al trato preferencial que tuvo en el Renar, los ex funcionarios dicen no conocerlo. Lanatta, en cambio, declaró ante la Justicia que él formaba parte de una aceitada operatoria VIP para conceder portaciones de armas, de la que supuestamente también participaban Meiszner y el ex jefe de Gabinete kirchnerista.

"Yo no iba al campo de tiro. Les tomaba las huellas y con toda la documentación iba a lo de Andrés Meiszner. Él gestionaba las credenciales y las hacía entregar: las mandaba a domicilio con un servicio VIP", dijo Lanatta ante la Justicia, según reveló el portal de Todo Noticias (TN).

La renovación de la portación comenzó con un revés para Lanatta. El Renar se la negó el 20 de junio de 2007 porque no aportó información sobre los riesgos a los que estaba expuesto que pudieran justificar la renovación de su portación. Pero todo se revirtió unos días después. El 30 de agosto ingresó el trámite "007". Fue aprobado ese mismo día.

"No existe el trámite privilegiado. Si es «007» o «001» depende de la oficina del Renar donde presentás el expediente. Nada más", aseguró Meiszner a LA NACION. Lejos de la autocrítica, el ex titular del Renar justificó las renovaciones: "En ese momento estos personajes cumplían todos los requisitos. No estaban en falta. Ahora sacale el nombre propio y pensemos. Si yo le renuevo una portación a José Pérez, qué voy a saber yo si José Pérez después va a cometer un ilícito. En ese momento Lanatta era un buscavidas que probablemente vendía que tenía influencias. Yo no lo conozco".

Junto a la presentación del...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA