Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala B, 10 de Julio de 2017, expediente CIV 100465/2011

Fecha de Resolución10 de Julio de 2017
EmisorCamara Civil - Sala B

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA B Juz. 95 RH n° 100.465/11 “LAMURAGLIA RAUL EDUARDO c/

MONTES MARCELO JULIAN s/SIMULACION”

Buenos Aires, de julio de 2017.- GO Y VISTOS: CONSIDERANDO:

Contra el decisorio de fs. 970, en cuanto desestima el pedido de honorarios a favor del síndico y establece los correspondientes a sus letrados patrocinantes, se alzan – el primero –

a fs. 977/978 con respuesta a fs. 1012/1014; los letrados – por bajos –

a fs. 974/976 y fs. 980 con respuesta a fs. 1007/1011 y el obligado al pago – por altos – a fs. 997/1002 contestado a fs. 10105/1017 y fs.

1019/1022.

En primer término, corresponde recordar que los jueces no están obligados a hacerse cargo de todos y cada uno de los argumentos expuestos por las partes, sino tan sólo aquéllos que sean conducentes para la correcta decisión de la cuestión planteada (conf.

Fassi-Yañez, “Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, Comentado, Anotado y Concordado”, T. 1 pág. 825 y jurisprudencia allí citada; id. Fenochietto-Arazi, “Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, Comentado y Concordado”, T. 1 pág. 620), por lo que con esta advertencia habrá de abordarse el análisis de la vía recursiva intentada (conf. C.N.Civ., esta S., R n° 116.611/98 del 28.11.06; id.

id., R n° 94.883/98 del 20.02.08; id. id., R n° 1.352/06 del 19.03.08; id. id. H. n° 41.029/06 del 30.04.09; id. id., H n° 109.382/08 del 21.09.11, entre muchos otros).

En segundo lugar, cabe decir que las quejas vertidas por el apelante de fs. 977/978 no tendrán favorable acogida.

Pues, en rigor no se trata de una genuina crítica del fallo, en el sentido que lo regula el art. 265 del Código de Procedimientos, porque se Fecha de firma: 10/07/2017 Alta en sistema: 11/07/2017 Firmado por: DR. M.L.M. , JUEZ DE CÁMARA Firmado por: DR. CLAUDIO RAMOS FEIJOÓ, JUEZ DE CÁMARA Firmado por: R.P., JUEZ DE CAMARA #12103545#183398711#20170707094159063 agota en la mera discrepancia, faltando elementos de convicción que autoricen a variar lo decidido por el sentenciante anterior en tanto el síndico no intervino como letrado sino que actuó con patrocinio.

Lo expuesto conduce también al rechazo de las quejas vertidas por el obligado al pago respecto de la regulación que corresponde a favor de los patrocinantes de aquél.

Ello porque, por un lado, las disposiciones contenidas en la ley n° 24.522 no son de aplicación en autos sino que rigen exclusivamente para las actuaciones habidas en los procesos que se encuentran...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba