Sentencia nº 366 de Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Tucuman - Sala en lo Laboral y Contencioso Administrativo, 26 de Mayo de 2010

PonenteAlberto José Brito Antonio Gandur
PresidenteAntonio Daniel Estofán
Fecha de Resolución26 de Mayo de 2010
EmisorSala en lo Laboral y Contencioso Administrativo

SENT Nº 366

C A S A C I Ó N

En la ciudad de San Miguel de Tucumán, a Veintiséis (26) de Mayo de dos mil diez, reunidos los señores vocales de la Excma. Corte Suprema de Justicia, de la Sala en lo Civil y Penal, integrada por los señores vocales doctores A.D.E., A.J.B. y A.G., bajo la Presidencia de su titular doctor A.D.E., para considerar y decidir sobre el recurso de casación interpuesto por el apoderado de la parte demandada en autos: “U.G.A.M. vs. Noacam S.A. s/ Daños y perjuicios”.

Establecido el orden de votación de la siguiente manera: doctores A.G., A.J.B. y A.D.E., se procedió a la misma con el siguiente resultado:

El señor vocal doctor A.G., dijo:

1).- Viene a conocimiento y resolución de este Tribunal el recurso de casación interpuesto por el apoderado de la parte demandada contra la sentencia de fecha 25 de marzo de 2009 dictada por la Sala III de la Cámara en lo Civil y Comercial Común, que fue concedido por resolución de fecha 18 de agosto de 2009 (fs. 194).

El recurso cumple con los requisitos de admisibilidad exigidos por los artículos 748 a 752 CPCC. Se exceptúa de lo expresado al agravio referido a la imposición de costas, pues como reiteradamente tiene expresado este Tribunal, remite a la consideración de cuestiones de hecho y pruebas, inadmisibles en el ámbito revisable del recurso de casación limitado por el art. 749 CPCC, sin que se advierta que la sentencia hubiera incurrido en arbitrariedad, en tanto se observa que la decisión contiene fundamentación que descarta ese supuesto. Por lo expresado, el recurso en relación a ese agravio es inadmisible, y en consecuencia debe declarárselo mal concedido parcialmente.

2).- El recurrente pide que se casen los puntos I y II de la parte resolutiva de la sentencia impugnada (fs. 175 vta.). Resalta que en su demanda la actora reclamó lucro cesante, justificando el daño en que se vio privada de la posibilidad de transportar mercadería, y que en consecuencia su empresa no pudo obtener ganancias. Expone que en la sentencia de primera instancia, en relación al reclamo sobre lucro cesante, el J. expresó que la accionante no produjo prueba sobre la empresa que mencionó, ni sobre contratación de transporte sustituto, y que no había elementos para afirmar que el daño reclamado efectivamente existió. El Sentenciante añadió que no se proporcionaron parámetros para le determinación del monto del perjuicio, por lo cual ese rubro debía rechazarse.

El impugnante señaló que en la sentencia de alzada, la Cámara expresó debía confirmarse el rechazo de los daños reclamados en concepto de lucro, pues aún cuando la actora acompañó facturas de fletes realizados, no había acreditado la invocada empresa, ni los clientes con relación a los cuales tuvo que recurrir a terceros para efectuar los fletes, ni las facturas fueron reconocidas por quienes las emitieron.

En su recurso de casación el demandado expuso que la sentencia de primera instancia, al tratar el daño emergente, indicó que por ese concepto la actora reclamó todos los gastos que debió hacer para reclamar telefónicamente, por cartas certificadas, cartas documentos y por fax, además de fotocopias para iniciar actuaciones administrativas. Luego de esas consideraciones el Juzgador expresó que tales gastos existieron, y fijó su monto ($150).

El impugnante señaló que la Cámara expresó que la indemnización de $150 en concepto de daño emergente debía ser modificada, porque debía incluirse en ese rubro la privación de uso (que algunos califican como lucro cesante), por el lapso en que se retrasó la entrega del vehículo comprado, “resultado de la extrema demora operada para contar con el vehículo adquirido”. Por ello, por el período transcurrido entre el 15/8/2005 hasta el 21/12/2005, el Tribunal fijó en concepto de indemnización por privación de uso la suma de $6.000.

El recurrente sostiene que la sentencia se contradijo, pues en el punto 4 de su considerando confirmó el rechazo del lucro cesante, en el cual está incluido la falta de uso del camión comprado. Sin embargo, en el punto 5 incluyó como lucro cesante la privación del uso por el lapso que demoró la entrega del vehículo comprado, bajo la denominación de daño emergente, sin explicar por qué considera se configura daño emergente ni dar razón de ello, pese a que se aparta del criterio sustentado en el párrafo anterior de su sentencia. Denuncia que no se justificó esa decisión, pues la actora reclamó como lucro cesante la no utilización o privación del uso del camión, y no en el rubro daño emergente, como arbitrariamente resolvió la sentencia de Cámara.

Manifiesta que para que proceda el daño emergente debe acreditarse la existencia de un perjuicio cierto, razón por la cual resulta insuficiente la posibilidad abstracta del daño, pues no puede otorgarse una indemnización sobre la base de suposiciones. Señala que no se trata de un automóvil para uso particular, o que trabaje como taxi o remis, sino que se trata de un camión cuyo precio subió considerablemente desde la compra hasta el momento de la entrega. Denuncia que la Cámara no fundamentó el motivo por el cual otorgó una indemnización por privación de uso, y pretendió justificarlo enla extrema demora operada en contar con el vehículo adquirido. Señala que ese rubro está incluido en el lucro cesante reclamado, que fue rechazado tanto en primera como en segunda instancia. Considera que no hay ningún justificativo para que la Cámara otorgue una indemnización de $6.000 por privación del camión que la actora reclamó como lucro cesante y que la Cámara colocó como daño emergente. Manifiesta que la sentencia se contradijo, además de que omitió todo fundamento sobre el monto indemnizatorio. Denuncia falta de motivación pues el Tribunal omitió explicar en qué pruebas se basa, ni expresó las pautas...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR