Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala J, 2 de Octubre de 2019, expediente CIV 035814/2017/CA001

Fecha de Resolución: 2 de Octubre de 2019
Emisor:Camara Civil - Sala J
 
EXTRACTO GRATUITO

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA J Expte.N°35.814/2017 “L, Y A Y OTRO c/ C, S R s/ALIMENTOS”

Juzgado N°102 Buenos Aires, 2 de octubre de 2019.- GM Y VISTOS

Y CONSIDERANDO:

  1. Por la resolución dictada a fs.104/106, se hizo lugar a la demanda, estableciéndose la cuota que el demandado deberá abonar a favor de su hija J C L, en la suma de pesos doce mil ($ 12.000), desde el momento de la iniciación de la mediación, con una actualización semestral según el índice de precios al consumidor publicado por el INDEC, con los intereses que deberán calcularse desde la mora y hasta el dictado de este pronunciamiento a la tasa pura del 8% nominal anual y desde entonces y hasta el efectivo pago a la tasa activa cartera general (préstamos) nominal anual vencida a treinta días del Banco de la Nación Argentina.

    No contestes con ello, ambas partes apelan fundando sus recursos, la actora mediante la presentación de fs.118/120 y el accionado con la pieza de fs.122/123. La actora contestó el traslado pertinente a fs.125/127.-

    La resolución en cuestión también fue materia de queja para el Defensor de Menores de la instancia de grado (fs.140), recurso que fue mantenido y fundado por la Sra. Defensora Pública de Menores e Incapaces de Cámara a fs.146/149, quien solicitó se eleven las sumas fijadas en concepto de cuota alimentaria, como así también que en relación a los intereses se calculen conforme lo establecido por el art.552 del Código Civil y Comercial de la Nación.

  2. Conforme dispone el art.638 del aludido cuerpo legal, la responsabilidad parental es el conjunto de deberes y derechos que Fecha de firma: 02/10/2019 Firmado por: VERON B.A., JUEZ DE CAMARA Firmado por: B.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.G.M., JUEZ DE CAMARA #30003131#245711535#20191001140011597 corresponden a los progenitores sobre la persona y bienes del hijo, para su protección, desarrollo y formación integral mientras sea menor de edad y no se haya emancipado.

    Como podemos apreciar, este cambio terminológico de "patria potestad" por la de "responsabilidad parental", se ha realizado de conformidad con el artículo 5° de la Convención sobre los Derechos del Niño, que alude, en primer término, a las "responsabilidades" de los padres, y el artículo 7° de la ley 26.061, que se refiere a la "responsabilidad familiar".

    Se ha sostenido que ello, no implica un simple reemplazo nominal, sino una transformación de fondo en la relación entre padres e hijos y, consigo, los fines y alcances de la institución en análisis. El obsoleto concepto de patria potestad llevaba ínsita la idea de los hijos como objeto de protección y no como sujetos de derecho en desarrollo. Ello, sin dejar de tener en cuenta el vínculo verticalista o de poder de los padres sobre los hijos en el marco de aquella "patria potestad" que no se estrecha con la concepción de los niños como sujetos plenos de derechos (Código Civil y Comercial de la Nación-

    Comentado, R.L.L., M.F.L. , P.L., Tomo IV, Autora: H., M., pág.264/265).-

    Así, la responsabilidad parental es entendida como un instituto previsto para la formación integral, protección y preparación del niño para "el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad" y para "estar plenamente preparado para una vida independiente en sociedad" (Preámbulo de la Convención sobre los Derechos del Niño).

    A. no sólo incluye las funciones nutricias (alimento, sostén y vivienda), sino también las funciones normativas, esto es, aquellas tendientes a la educación, diferenciación y socialización (Ob.citada, pág.267).

    Fecha de firma: 02/10/2019 Firmado por: VERON B.A., JUEZ DE CAMARA Firmado por: B.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.G.M., JUEZ DE CAMARA #30003131#245711535#20191001140011597 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA J El desarrollo del niño se manifiesta de manera continua y de a poco va tomando integridad su propia personalidad. Es allí, donde la responsabilidad parental se erige como magna función para ambos progenitores, que apunta a satisfacer las necesidades del hijo, teniendo como vértice esencial su interés superior.

    En tanto el niño crece, va clarificando su comprensión a cerca del peso, significado y sentido de sus conductas, lo que implica necesariamente ponerlo en posición de que en mayor o menor medida pueda ir, a su tiempo, ejerciendo los derechos que le sean propios, siendo así artífice de su proceso madurativo y desarrollo personal.

    Por esta razón, la noción de autonomía progresiva no se encuentra sujeta al estricto cumplimiento de una determinada edad cronológica, sino que atendiendo al caso concreto, y la calidad de acto de que se trate, habrá de ameritarse el grado de madurez tanto psíquica-anímica como intelectiva alcanzada por el niño, a fin de verificar, si cuenta con la cabal comprensión de la situación planteada y, en tal caso, pueda ejercer por sí los derechos que le asistan.

    De esta forma, el art.639 recepta los principios por los que se rige la responsabilidad...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA