Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala L, 29 de Octubre de 2021, expediente CIV 036054/2016/CA004

Fecha de Resolución29 de Octubre de 2021
EmisorCamara Civil - Sala L

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA L

Expte. N° 36.054/16; Juzgado N° 89; “L, N N c/ Microómnibus Sur S.A.C. Línea Colectivo 160 y otros s/ daños y perjuicios”

En Buenos Aires, a de octubre de dos mil veintiuno, encontrándose reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la Sala “L” de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil a fin de pronunciarse en el expediente caratulado “L, N N c/ Microómnibus Sur S.A.C. Línea Colectivo 160 y otros s/ daños y perjuicios” de acuerdo al orden del sorteo el Dr. L. dijo:

I.-

La jueza admitió parcialmente la demanda y condenó a Micro Ómnibus Sur S.A.C. a pagar a N N L la suma de $587.000, más intereses y costas. A su vez, desestimó la acción respecto del conductor H P.

La condena se hizo extensiva a Mutual Rivadavia de Seguros del Transporte Público de Pasajeros, en la medida del seguro.

Las partes se alzaron disconformes.

El hecho ocurrió el día 4 de junio de 2015,

aproximadamente a las 14:00 hs., cuando la actora viajaba a bordo del colectivo de la línea 160, interno 26, por la calle M. de esta Ciudad. Antes de llegar a la calle Córdoba, el chofer accionó

repentinamente los frenos a fin de evitar un choque con un automóvil,

por lo que la actora, que estaba de pie, sujeta al pasamanos, giró en el mismo lugar y cayó de espaldas en el espacio existente entre los asientos para que los pasajeros coloquen sus piernas, generándole las lesiones por las cuales aquí reclama.

La actora cuestionó la desestimación de la demanda respecto del chofer H P, la del reclamo por daño físico y estético; la cuantía de las partidas otorgadas por daño psíquico, daño moral,

Fecha de firma: 29/10/2021

Firmado por: V.F.L., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: M.P.P., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: M.J.P., SECRETARIO DE CAMARA

Firmado por: G.I., JUEZA DE CAMARA

gastos

; y lo decidido en materia de intereses. Estos fundamentos fueron contestados por las accionadas.

Por su parte, las accionadas se agraviaron por los montos otorgados en concepto de incapacidad psíquica sobreviniente y daño moral, por considerarlos elevados; y lo decidido en cuanto a intereses.

La actora no contestó el traslado de estos agravios.

II.-

Por una cuestión de orden metodológico, en primer lugar,

trataré los agravios referidos a la atribución de la responsabilidad:

La magistrada desestimó la demanda respecto del conductor H.P.F. su decisión en que el chofer no debería ser considerado guardián de la cosa riesgosa. Consideró que su responsabilidad debe ser calificada por el sistema de la culpa.

Asimismo, ponderó especialmente que “H P negó la ocurrencia del hecho y la pretensora no logró traer al expediente ningún elemento que permita ubicarlo como conductor del colectivo que participó en el accidente”; y que tampoco se probó que el accidente se haya debido a un obrar negligente del conductor del colectivo.

La actora sostiene que probó que hubo negligencia y que el chofer era, efectivamente, el Sr. P.

Personalmente, comparto el criterio de la colega de grado y si bien de los testimonios de R y P L -quienes declararon el 4 de octubre de 2017, y cuyas declaraciones se encuentran a disposición digitalmente en el sistema LEX 100- surge que el accidente fue a raíz de una brusca frenada del chofer del colectivo que generó la caída de la actora entre los asientos, es cierto lo señalado por la magistrada en cuanto a que no se aportó prueba alguna que diera cuenta de que el chofer en ese momento fuese H P.

Fecha de firma: 29/10/2021

Firmado por: V.F.L., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: M.P.P., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: M.J.P., SECRETARIO DE CAMARA

Firmado por: G.I., JUEZA DE CAMARA

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA L

Entonces, no habiéndose acreditado fehacientemente la identidad del conductor, no cabe más que confirmar lo decidido por la colega de grado.

III.-

Incapacidad psico-física sobreviniente En la sentencia se desestimó lo reclamado por daño físico y admitió el reclamo por incapacidad psíquica sobreviniente en $336.000 y por tratamiento psicológico en $96.000.

Hizo una cuidada apreciación de los informes de los peritos, quienes, con su conocimiento científico y experiencia en las distintas materias, objetivaron en la persona de la actora la presencia de una incapacidad parcial y permanente del 15% (v. fs. 224) en el aspecto psíquico -recomendando un tratamiento de un año de duración con frecuencia semanal, a $400 la sesión-; pero ninguna en la órbita física con relación a este accidente (v. fs. 295).

El perito médico informó que a raíz del evento la actora recibió como tratamiento: inmovilización con faja ballenada, reposo,

antiinflamatorios y tratamiento kinesiológico. Sin embargo, consideró

que el accidente no dejó secuelas.

A fs. 297/300 se planteó la nulidad de la pericia -planteo rechazado- y se la impugnó. El perito ratificó su informe, destacando que conforme surge de la historia clínica de la actora, ya en febrero de 2015 (4 meses antes del accidente), presentaba antecedente de entorsis de tobillo...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR