Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala G, 22 de Agosto de 2019, expediente CIV 101320/2006

Fecha de Resolución22 de Agosto de 2019
EmisorCamara Civil - Sala G

1 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA G CIV 101320/2006/CA2.- “L M A C/ S R A Y OTROS S/ DAÑOS Y PERJUICIOS”.- EXPEDIENTE N° 101.320/2006.- JUZGADO N°

15.-

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los días del mes de agosto de dos mil diecinueve, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la sala “G” de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, para conocer en los recursos de apelación interpuestos en los autos caratulados: “L M A C/ S R A Y OTROS S/ DAÑOS Y PERJUICIOS”, respecto de la sentencia de fs. 1071/81vta. el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿ES JUSTA LA SENTENCIA APELADA?

Practicado oportunamente el sorteo resultó que la votación debía realizarse en el siguiente orden: Señores Jueces de Cámara Doctores: C.A.B.I.G.M.P.O.C.A.C.C..-

A la cuestión planteada el Señor Juez de Cámara Doctor Bellucci dijo:

Fecha de firma: 22/08/2019 Alta en sistema: 06/09/2019 Firmado por: C.A.B. (EN DISIDENCIA PARCIAL)- G.M.P.O.C.A.C.C. #12484145#242258167#20190823084745238

  1. El 2 de abril de 2004, la actora al realizarse una cirugía de resección del disco intervertebral por una hernia que en él sufría, endilgó “inscitia” a los médicos que la efectuaron, al advertir que luego de ésta, le había quedado la inutilización de las cuerdas vocales que le impedía emitir sonidos.-

    Por los daños ocasionados la peticionaria demandó la indemnización de las yacturas padecidas a consecuencia de tal mala praxis a los galenos que la atendieron, al Sanatorio donde se le practicó la operación y al director del mencionado nosocomio.- Son citadas a pleito y se hacen oír las respectivas aseguradoras.-

  2. Agotadas sendas etapas de cognición y debate, no menos farragosas (7 cuerpos y 1338 fojas) el distinguido magistrado de la anterior instancia hizo lugar parcialmente a la demanda y condenó a los dres. S, y G (como neurocirujano y colaborador respectivamente), al Instituto D y a su director dr. I –extensivos a sus aseguradoras en la medida del seguro- a abonar a la demandante la suma de pesos quinientos cincuenta mil ($550.000) con más los intereses y costas que allí dispuso e impuso.- Reguló honorarios a los sres. Profesionales que intervinieron en la lid y fijó en diez días el plazo para su pago.-

  3. Todas las partes apelaron el fallo.-

    La citada en garantía S C A de Seguros S.A. y su asegurado (dr.) si bien en presentaciones diversas, pero casi idénticas Fecha de firma: 22/08/2019 Alta en sistema: 06/09/2019 Firmado por: C.A.B. (EN DISIDENCIA PARCIAL)- G.M.P.O.C.A.C.C. #12484145#242258167#20190823084745238 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA G a fs. 1149/88 y fs. 1189/1229, se agravian por el incorrecto juicio de responsabilidad efectuado a los condenados, y porque a pesar de que en la demanda la actora adujo constatar la imposibilidad de esbozar sonido, lo cierto es que de la historia clínica se desprendía su buena evolución, presentándose dicha afección de manera muy postrer a la intervención.- Además, sostienen que el cuadro presentado se podía resolver con una intervención quirúrgica u otras terapias si no hubiere abandonado el tratamiento.- Por último, protestan por la procedencia y cuantía de las distintas partidas indemnizatorias, y por la tasa de interés establecida, rogando la pura del 6% (con pedido de deserción y subsidiaria repulsa a fs. 1304/07)..-

    La actora, a fs. 1231/36, solicita se estime la pérdida de la chance, el daño patrimonial mediato y sobrevida y se eleven las montas diferidas a condena por incapacidad sobreviniente y noxa extrapatrimonial, para finalizar enhastiándose por la rata de interés que pide se aplique la activa “S., así como que el monto de la tasa de justicia se fije en proporción al capital de condena establecido en la sentencia (contestados a fs. 1309/25 y fs. 1326/27).-

    Por su parte, los dres. S y G a fs. 1238/65 y fs. 1266/93, con adherencia de su aseguradora a fs. 1294/95, vierten tintas en torno no sólo al erróneo marco normativo en el que se examinaron los hechos y se valoraron la pruebas arrimadas, sino también porque en modo alguno se demostró la negligencia achacada sobre sus Fecha de firma: 22/08/2019 Alta en sistema: 06/09/2019 Firmado por: C.A.B. (EN DISIDENCIA PARCIAL)- G.M.P.O.C.A.C.C. #12484145#242258167#20190823084745238 espaldas, máxime si se considera a la lesión en dicho nervio como una complicación posible.- Califican de subjetivas las conclusiones arrimadas por el perito médico de las que -sostienen- no se vislumbra mala praxis.- Protestan por lo elevado de las sumas concedidas por las yacturas incapacidad sobreviniente, daño moral, y por el "dies a-

    quo" de los intereses admitidos que sostienen, debe situarse a partir de la fecha de la notificación de la demanda, para por fin, exorar una rata distinta a la que se ajustó el decisorio en cuestión (con respuesta a fs. 1328/31).-

    Por último, el instituto demandado a fs. 1296/1302, rezonga sobre la base que la sentencia de grado no tuvo en cuenta que la demandante demoró en consultar la disfonía recién dos meses después de la cirugía por lo que no puede concluirse que guarde relación directa con aquella, más si se considera que el perito no estableció una relación causal entre el daño y el hecho.- También se agravia porque la actora abandonó el tratamiento, la cuantía de los distintos rubros otorgados y la tasa de interés mandada a correr sobre las montas indemnizatorias diferidas a condena (con repulsa a fs. 1328/31).-

  4. Por obvia razón de método, he de revisar en primer lugar, los reproches dirigidos a cuestionar la responsabilidad atribuida.- En tal tarea, por tener íntima vinculación, analizaré las axiales “cuitas” de los desconformes co-condenados.-

    Fecha de firma: 22/08/2019 Alta en sistema: 06/09/2019 Firmado por: C.A.B. (EN DISIDENCIA PARCIAL)- G.M.P.O.C.A.C.C. #12484145#242258167#20190823084745238 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA G Pero antes diré que en atención a la fecha del hecho juzgado y en función de lo que explícitamente dispone el art. 3 del c.c.

    que en lo sustancial coincide con el art. 7 del código unificado (ley 26.994), y en función del principio de irretroactividad legalmente consagrado, la revisión que emprenderé lo será a la luz de las normas del prestigioso código de V. y sus leyes complementarias aplicables al caso.-

    Sin duda la discusión central que se plantea en los agravios gira en torno a la prueba tanto de la culpa -presupuesto del incumplimiento y factor de atribución que debe verificarse en la especie- como en el nexo de causalidad jurídicamente relevante entre la conducta obrada y el daño, pues ambos son elementos indispensables de la responsabilidad civil tanto en la órbita contractual -en la que se inscribe el presente- como en la extracontractual (art. 499, 500, 512,906 y concs. de la ley de fondo; 330, 337 y conc. de la ley de forma) .-

    La determinación del fenómeno causal constituye el resultado de un proceso de abstracción y generalización que da relevancia a una de las condiciones del caso concreto elevándola a la categoría de causa (conf. G., I., "La relación de causalidad en la responsabilidad civil", Ed. Astrea 1989, p. 34), y una vez establecida la relación causal material, corresponderá

    determinar si al agente del hecho antecedente, le cabe o no una Fecha de firma: 22/08/2019 Alta en sistema: 06/09/2019 Firmado por: C.A.B. (EN DISIDENCIA PARCIAL)- G.M.P.O.C.A.C.C. #12484145#242258167#20190823084745238 responsabilidad en términos de justicia (conf. C.., sala C, del 8/4/84, del voto del doctor D. y Vedia, en La Ley, 1984-D, 327).- Pero la demostración práctica o científica de la causa respecto de un determinado resultado no basta para la sanción jurídica, pues el derecho no es una física de las relaciones humanas.-

    Corresponderá entonces investigar cuál de todas las causas posibles es por sí sola apta para producir el resultado, ponderación que deberá efectuarse atendiendo a lo que suele suceder, a lo que ocurre corrientemente en el curso de la vida (L., J.J."., t.

  5. p. 372, Nº 288, nota Nº 14; G., op. y p. cit.) y luego analizar si en el caso concreto, aquélla era previsible para el sujeto.-

    Ahora bien, aun cuando los emplazados se esmeran en descalificar el informe médico, y afirman entre otras cosas que el perito no acreditó la relación causal, lo cierto es que quedó

    demostrado de manera indubitada que la disfonía fue producto de la lesión del nervio recurrente provocado por desgarro o isquemia por su compresión efectuada en la maniobra quirúrgica (fs. 862/68).-

    De manera que el hecho que se haya dado el alta o se haya señalado una buena evolución tal como se desprende de la historia clínica, no desmerece en un ápice la constancia otorgada por el sector de otorrinolaringología del mismo instituto que dio cuenta Fecha de firma: 22/08/2019 Alta en sistema: 06/09/2019 Firmado por: C.A.B. (EN DISIDENCIA PARCIAL)- G.M.P.O.C.A.C.C. #12484145#242258167#20190823084745238 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA G de la disfonía que tenía ya dos meses de evolución (fs. 103, fs.

    512/14).- Asimismo, ello lo demuestra el certificado emitido por el dr.

    Napolitano que dejó asentada la parálisis hemilaringea con data del 01/07/04 (fs. 508).-

    Así, achacar que como aquélla dolencia no se constató

    en las primeras 72 horas, no guardaba relación directa con la intervención, no es argumento que pueda ser atendido ante lo incontrastable que fue el perito que lo descartó de plano, y expresó

    que la lesión de un nervio no necesariamente causaba sintomatología inmediata ya que en la mayoría de los casos se producía un mecanismo neurofisiológico, es decir, que al cortar un nervio periférico, la conexión que lleva hasta la placa muscular del músculo que inerva, comienza a degenerarse, y hasta que se instala la lesión completa pasan varios días (fs. 865 segundo párrafo).-

    No desconozco que habitualmente en los postoperatorios, las disfonías o molestia en forma de ardores o dolores de garganta son...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR