Sentencia de Cámara Federal de Casación Penal - Sala 4, 27 de Agosto de 2013, expediente 15.327

Fecha de Resolución27 de Agosto de 2013
EmisorSala 4

Causa N°15327 -SalaIV – C.F.C.P

KVITKO, L.A. s/recurso de casación

Cámara Federal de Casación Penal REGISTRO N° 1542.13.4

la ciudad de Buenos Aires a los 27 días del mes de agosto del año dos mil trece, se reúne la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal integrada por el doctor J.C.G. como P., y los doctores M.H.B. y G.M.H. como Vocales, asistidos por el S.A., a los efectos de resolver el recurso de casación interpuesto a fs. 49/59 vta. de la presente causa N° 15.327 del Registro de esta Sala,

caratulada: “KVITKO, L.A. s/recurso de casación”, de la que RESULTA:

  1. ) Que el señor Juez Nacional en lo Correccional N° 11 resolvió: “…Declarar extinguida la acción penal por prescripción en la presente causa N° 7352/722 y consecuentemente, sobreseer a L.A.K. –DNI N°

    4.444.988-, en orden al hecho por el que fuera querellado calificado como calumnias e injurias -arts. 109 y 110 del C.P.-,

    II) Imponer las costas en orden causado -art.531 del C.P.P.N….” (fs. 29/32 de esta incidencia).

  2. ) Que contra dicha decisión interpuso recurso de casación la letrada apoderada de la parte querellante,

    doctora G.C.W. (fs. 49/59 vta.), el que fue concedido (fs. 61/61vta.) y mantenido en esta instancia (fs.

    70).

  3. ) Que la acusadora particular concretamente imputó al doctor L.A.K. la comisión de los delitos de calumnias e injurias (arts. 109 y 110 del Código Penal), en razón de que -a su entender- en el proceso de selección del concurso N° 517.531/04 convocado para acceder al cargo Profesora Titular de la cátedra de Medicina Legal de la Facultad de Medicina (U.B.A.), en el que se encontraba inscripta la doctora R.A.S.L., el querellado se habría expresado en términos que encuadrarían en las figuras penales supra referidas, las que concurrirían en forma 1

    material (art. 55 del Código Penal).

  4. ) Que la representante legal de la acusadora particular esgrimió los siguientes agravios:

    1. Entendió que el a quo habría realizado un “…errónea interpretación del momento en que se produce la interrupción de la prescripción en el delito de calumnias e injurias…” (art. 456 inc. 1° del C.P.P.N.) -fs. 51 vta.-. En este sentido, puntualizó que “…debe computarse el término de interrupción no desde la interposición de la querella, sino desde que el querellante hubo de ser admitido como tal y el órgano habilitó la instancia judicial para que la pretensión judicial incoada pueda ser impulsada por la víctima, es decir, desde que se admitió la presentación de la querella y ordenó la investigación en juicio oral…” (fs. 53). Agregando,

      que ello “…sucedió en marzo de 2010, de manera que mal puede considerarse prescripta la acción, cuando el auto de elevación a juicio es de fecha 31 de agosto de 2011,

      interrumpiendo nuevamente el término de prescripción…” (fs.

      53).

    2. Sostuvo que el juez habría incurrido en un “error en la valoración de las ampliaciones de demanda” (fs.

      53 vta.). En este mismo orden de ideas, adujo que las ampliaciones efectuadas “…se formularon estando el expediente en Cámara, es decir, se amplió la querella por el acaecimiento de hechos nuevos, hechos del mismo tenor que los denunciados (ver escrito de fecha 18/12/09 glosado en autos)…” (fs. 53 vta.). Sumado a ello, señaló que “…estos hechos ampliatorios fueron denunciados y agregados antes de correrse traslado al querellado de la querella oportunamente interpuesta, lo cual aconteció en fecha 29/6/10, con lo cual,

      al contrario de lo afirmado por el Sr. Juez a quo, forman parte de la plataforma fáctica de la querella, no pudiendo desentenderse de los mismos para propiciar y sostener la prescripción decretada…” (fs. 53 vta.).

    3. Afirmó que el juzgador habría efectuado una “…interpretación desacertada respecto de la existencia del 2

      Causa N°15327 -SalaIV – C.F.C.P

      KVITKO, L.A. s/recurso de casación

      Cámara Federal de Casación Penal delito continuado y su incidencia en la prescripción de la acción penal…” (fs. 54). Es así que afirmó, que en la especie se verificaría un caso de delito continuado ya que el imputado “…se ha servido de los mismos escritos que ha ido presentado espontáneamente en los distintos lugares en los cuales la querellada se desempeña académica o laboralmente…”

      (fs. 54 vta.). A saber, ante el Decano de la Facultad de Medicina, ante el Cuerpo de Auditores de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, ante la Secretaría General de la Corte Suprema y ante el Consejo de la Magistratura. De tal guisa,

      puntualizó que “…de aceptarse el supuesto doctrinario y jurisprudencial de la existencia de delito continuado, el término de prescripción comenzaría a correr a partir de la fecha en que la querellante toma conocimiento de la última presentación del Dr. Kvitko denunciando a la querellada, esto es, en fecha 7/4/2010, de manera que, desde ésta óptica, la acción penal prescribiría el 7/4/2012, toda vez que el plazo de prescripción debe comenzarse a computar desde que el hecho cesó de cometerse” (fs. 55 vta).

    4. Destacó que “…las interpretaciones jurisprudenciales que sugieren que, con la reforma sólo la interposición de la querella tiene efecto interruptivo, sin considerar la secuela de juicio, no merecen recibo desde el punto de vista constitucional, porque conculcan el derecho de la víctima a obtener justicia, permitiendo que el querellado evite la justa condena por el solo expediente de interponer recursos improcedentes…” (fs. 58 vta.).

  5. ) Que en la oportunidad prevista en los arts.

    465, cuarto párrafo, y 466 del C.P.P.N. se presentó a fs.

    88/92 vta. la apoderada de la parte querellante y amplió los fundamentos oportunamente vertidos en su remedio casatorio.

    Por su parte, a fs. 95/97, el Dr. H.D.M., defensor de L.A.K., peticionó que se rechace el recurso de casación interpuesto por la querella.

  6. ) Que en la etapa prevista en los arts. 465,

    último párrafo y 468 del C.P.P.N., tanto la defensa 3

    particular como la querella presentaron breves notas (ver fs.

    10/108 y fs. 109, así como la constancia de fs. 110). En esas condiciones, quedaron las actuaciones en condiciones de ser resueltas. Efectuado el sorteo de ley para que los señores jueces emitan su voto, resultó el siguiente orden sucesivo de votación: doctores J.C.G., G.M.H. y M.H.B..

    El señor juez J.C.G. dijo:

    1. Que el recurso impetrado resulta formalmente admisible a la luz de lo previsto en los arts. 438, 456, 457

      y 463 del C.P.P.N., por lo que ello impone que me aboque a su tratamiento.

      Que, previo a todo análisis, considero adecuado adelantar que a continuación habré de pronunciarme acerca de los agravios expuestos por la querella, debiendo sólo dejar sentado que este Tribunal no se encuentra obligado a tratar todas y cada una de las cuestiones planteadas por las partes en un proceso, sino sólo aquellas conducentes para la solución del litigio (Fallos: 234:250, 247:202, 311:571,

      311:836, entre muchos otros).

    2. Que la ley 25.990 modificatoria del art. 67 del Código Penal ha establecido un verdadero “numerus clausus” en relación a los actos que poseen eficacia interruptiva del curso de la prescripción de la acción penal.

      Que dicha norma establece que la prescripción se interrumpe solamente por: “a) La comisión de otro delito; b)

      El primer llamado efectuado a una persona, en el marco de un proceso judicial, con el objeto de recibirle declaración indagatoria por el delito investigado; c) El requerimiento acusatorio de apertura o elevación a juicio, efectuado en la forma que lo...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR