Sentencia de Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, 22 de Septiembre de 2010, expediente C 102784 S

PonentePettigiani
PresidentePettigiani-de Lázzari-Hitters-Negri
Fecha de Resolución22 de Septiembre de 2010
EmisorCorte Suprema de la Provincia de Buenos Aires

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a 22 de setiembre de 2010, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctores P., de L., Hitters, N., se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa C. 102.784, "K., Blanca Amalia y otros contra C., C.A. y otros. Ejecución hipotecaria".

A N T E C E D E N T E S

La Sala II de la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial del Departamento Judicial de San Isidro declaró desierto el recurso de apelación interpuesto por los ejecutados.

Se interpuso, por los mismos, recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley.

Dictada la providencia de autos y encontrándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la Suprema Corte resolvió plantear y votar la siguiente

C U E S T I Ó N

¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley?

V O T A C I Ó N

A la cuestión planteada, el señor Juez doctor P. dijo:

  1. El señor magistrado de origen ordenó llevar adelante la ejecución hipotecaria promovida por B.A.K., M.B.P. y A.O.P. contra C.A.C., N.A.C., H.E.C., Centro Comercial León Gallardo S.R.L. y L.I.V., condenando a estos últimos a satisfacer el íntegro pago de la suma de dinero ejecutada con más intereses y aplicación del coeficiente que determina (v. fs. 213/216).

    La decisión fue apelada por los citados codemandados (v. fs. 227).

    El doctor J.P.M., invocando la franquicia del art. 48 del Código Procesal Civil y Comercial en carácter de letrado patrocinante de los ejecutados, expresó agravios contra la sentencia dictada (v. fs. 233/234), gestión posteriormente ratificada por sus patrocinados (v. fs. 244).

    Evacuado el traslado del memorial y elevados los autos al superior, la Cámara declaró desierto el recurso de apelación deducido (v. fs. 248 y vta.).

  2. Para así decidir, en lo que interesa destacar, el tribunal a quo fundó su decisión en que:

    1. "... Conforme lo ha resuelto nuestro más alto Tribunal provincial, la facultad prevista por el art. 48 del C.P.C.C. es de carácter excepcional y, por lo tanto, de interpretación restrictiva, siendo sólo admisible cuando quien pretende valerse de ella se encuentra en real situación de tener que cumplir con una carga no previsible (conf. SCBA Ac. 22.820 del 21-III-78...)..." (v. fs. 248).

    2. "Este Tribunal ha resuelto la improcedencia de la invocación del art. 48 del C.P.C.C., no sólo para apelar, sino también para expresar agravios, pues, ante el estado del proceso, el recurrente debió tomar los recaudos necesarios para encontrarse en situación de poder cumplir con las cargas procesales que correspondían, siendo la apelación y la presentación del memorial contingencias procesales absolutamente previsibles..." (v. fs. 248).

    3. "No empece a ello la ratificación obrante a fs. 244, pues por mucho que ella pueda asimilarse al mandato, tratándose de la actuación en el proceso, aquélla debió acaecer antes de que expirara algún plazo cuyo vencimiento hubiera hecho adquirir derechos a los oponentes, tal como acontece en el caso de autos, en el que el apelante recién ratifica la gestión realizada fuera del plazo previsto por el art. 246 del C.P.C.C." (v. fs. 248 vta.).

  3. Contra esta decisión se alzan C.A.C., N.A.C. y H.E.C. por su propio derecho y, en nombre y representación de Centro Comercial León Gallardo S.R.L., -en su condición de socios gerentes de la misma-, mediante recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley en el que expresan que la sentencia resulta violatoria de los arts. 10, 15, 31, 161 inc. 3° a) de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires; 14, 17, 18 y 19 de la Constitución nacional; 48, 163 inc. 4°, 5° y 6° y 261 del Código Procesal Civil y Comercial; 1936 y 1937 del Código Civil. Asimismo, denuncian vulneración del principio de preclusión y de la doctrina legal de esta Corte que refieren (v. fs. 255/260 vta.).

    1. Sostienen que la interpretación efectuada de la norma del art. 48 del Código Procesal Civil y Comercial y de su doctrina legal emanada de esta Corte resultó meramente dogmática y absurda, pues una...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR