Los Kirchner nombraron más de 500 jueces: el 56% del total

 
EXTRACTO GRATUITO

Más de la mitad de los jueces nacionales y federales actualmente en funciones en todo el país fueron nombrados por el matrimonio Kirchner desde que llegaron al poder, en 2003. Una paradoja por demás sugestiva en momentos en que la relación entre el Gobierno y el Poder Judicial alcanza su peor momento, a tal punto que la propia presidenta Cristina Kirchner llegó a hablar de la existencia de un "Partido Judicial" que busca desestabilizar su gestión. Para la apertura de sesiones ordinarias de hoy en el Congreso se espera que la Justicia vuelva a ser uno de los ejes de sus críticas.

De acuerdo con un informe que elaboró el diputado y jefe del bloque de la UCR, Mario Negri, el 56% del total de los jueces nacionales y federales en actividad fue nombrado por el kirchnerismo desde 2003 hasta la fecha. Según este informe, al que accedió LA NACION, durante la gestión kirchnerista se nombraron 511 jueces nacionales y federales sobre un total de 908 magistrados (esta última cifra proviene de un relevamiento realizado por la Asociación por los Derechos Civiles).

"Resulta paradójico que el kirchnerismo se alce contra los integrantes de un poder compuesto mayoritariamente por jueces que han sido designados por el propio Gobierno", enfatizó el legislador radical.

"El oficialismo construyó un discurso sobre una Justicia heredada de gobiernos anteriores que le es adversa y se ensaña con su gestión. Y, a decir verdad, este discurso choca con la realidad, y así lo revelan estas estadísticas", dijo Negri.

Según el relevamiento, el fallecido ex presidente Néstor Kirchner nombró un total de 177 jueces durante su mandato (2003-2007), mientras que su esposa y actual presidenta, Cristina Kirchner, designó a otros 334. Esto, sin contar la cantidad de jueces subrogantes que hoy atienden provisoriamente juzgados en todo el país y que también fueron nombrados por el matrimonio kirchnerista.

"Hay un manejo discrecional por parte del oficialismo en lo que se refiere a las subrogancias, pues demora de manera deliberada la integración definitiva de juzgados estratégicos en distintos puntos del país para colocar allí a funcionarios judiciales que sean permeables a sus presiones", añadió Negri.

Lo cierto es que, pese a todo, Cristina Kirchner no oculta su enorme disgusto respecto de la actuación de la Justicia. Una relación que comenzó a deteriorarse a partir de los fallos adversos que tuvo la polémica ley de medios, la herramienta que pergeñó el oficialismo para desguazar...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA