Kicillof, entre la inexperiencia y la autosugestión

La economía está en serios problemas y la preocupación empresaria, expresada sólo en conversaciones reservadas, es que "todo lo que hace el Gobierno profundiza los males".Miran con preocupación la expansión del gasto y del déficit fiscal. "La economía claramente tiene menos dólares que los que necesita para funcionar por culpa del déficit energético, mientras se ha inyectado una enorme cantidad de pesos; el riesgo es que se acelere la velocidad de circulación del dinero y se espiralice la inflación", analiza un directivo de empresa.El aumento de la velocidad de circulación del dinero se daría cuando todos los tenedores de pesos comiencen a tratar de desprenderse de ellos lo antes posible, porque saben que pierden valor frente a otras monedas o frente a bienes y servicios, a gran velocidad.Y casi no hay refugio. Las tasas de interés por depósitos también son una forma de perder frente a la inflación, porque el Gobierno fuerza a mantenerlas muy bajas, con la idea de que así activa la economía, que de todos modos sigue cayendo.Los tenedores de pesos quieren comprar por anticipado y pagar los servicios en el país o fuera de él antes de consumirlos, si es que tienen excedentes. Ya casi nadie quiere cobrar así. ¿Cuál es el costo de reposición de los bienes o de los dólares del turismo para el vendedor?Los temores refieren a las herramientas autoritarias de las que ahora dispone el Gobierno. "El 6 de enero próximo, cuando venza el acuerdo de Precios Cuidados, ¿se renovará con una negociación o nos impondrán lo que ellos quieran, es decir, un virtual congelamiento, con la amenaza de aplicar la ley de abastecimiento?", se pregunta un responsable de la industria de la alimentación.Además, la reforma del Código Civil que impulsa el Ejecutivo incluye un artículo que permite la pesificación forzosa de los contratos. Las obligaciones de dar moneda extranjera serían, tras la aprobación, "obligaciones de dar cosas", que pueden saldarse tranquilamente en pesos, al tipo de cambio oficial, claro.Eso alcanzaría a los títulos públicos en dólares bajo legislación local. Algunos abogados dicen que ese cambio no regiría hasta 2016. Pero están los que no se confían. "Éstos son capaces de cualquier cosa"...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR