El juez Lijo mantiene en pausa la causa del Correo, en medio de los vínculos de su hermano

 
EXTRACTO GRATUITO

La trama del Correo Argentino atraviesa varios fueros de la Justicia. Pero el juez federal Ariel Lijo, que instruye la causa penal por supuestas irregularidades de funcionarios (incluso del presidente Mauricio Macri), mantiene en pausa todo el caso: los expedientes originales de la disputa comercial y administrativa permanecen en su despacho bajo análisis desde hace siete meses, confiaron fuentes judiciales.

El expediente que se tramita en el fuero contencioso administrativo (también en poder de Lijo) puede atar algunas relaciones de poder que atraviesan a jueces, operadores y políticos. María Alejandra Zizzias, la abogada contratada por el Correo para reclamar la deuda que el Estado tiene con la empresa de los Macri, es, al mismo tiempo, la protectora de los fondos suizos de Alfredo "Freddy" Lijo, el hermano del juez que instruye la causa penal que maneja los tiempos de todo el caso.

Zizzias, una abogada que fue socia de Roberto Dromi, fue contratada por el Correo Argentino para coordinar la defensa en varias causas que tiene como objetivo recuperar $3600 millones que -sostienen- el Estado le adeuda por la estatización del Correo Argentino ordenada por Néstor Kirchner. "La venimos contratando desde hace 15 años. Ella era socia del estudio con el que hicimos la primera demanda contra el Estado por este tema, allá por el año 2000. Zizzias conoce la causa del Correo de arriba a abajo", dijeron desde Socma. Y agregaron: "Desconocemos qué relación tiene con el juez Lijo".

Zizzias fue nombrada en 2015 protectora del fideicomiso The Settimo Trust, registrado en Nueva Zelanda, que cobija una cuenta en con US$1,7 millones, tal como publicó LA NACION en noviembre. El beneficiario de esa cuenta suiza es Alfredo "Freddy" Lijo, el hermano del juez, que construyó una fortuna en los últimos años sobre la base de sus contactos entre jueces, fiscales, empresarios y políticos.

El hermano del juez Lijo y la abogada del Correo se conocen desde hace algunos años, según pudo reconstruir LA NACION. Era frecuente encontrarla en la oficina que el operador judicial levantó en Puerto Madero, en Olga Cossetini 1553. Desde allí habrían compartido algunas defensas de sus clientes, pero por fuera de los expedientes judiciales, confiaron fuentes que frecuentaban ese estudio. Incluso, la letrada representó a Lijo en su divorcio.

Pero Zizzias, además de su trabajo como abogada, es funcionaria: se desempeña como síndica en Aguas Bonaerenses (ABSA), el mismo cargo que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA