Para un juez, los countries son responsables de su seguridad

 
EXTRACTO GRATUITO

Para la Justicia, los countries por el que pagan los residentes sea eficaz. En caso contrario, son responsables cuando se comete un robo dentro de sus límites.Así, al menos, lo entendió el juez en lo Civil y Comercial de San Isidro Antonio Vázquez, que condenó al Tortugas Country Club, de Pilar, a indemnizar a un abogado penalista y a su familia por un robo ocurrido el 31 de marzo de 2006."El Tortugas Country Club, cuando tercerizó el servicio de seguridad, debió controlar la manera en que se prestaba el servicio y si resultaba eficaz, dado que los propietarios son los que pagan por su prestación mediante las expensas. No habiéndolo hecho adecuadamente, su responsabilidad es objetiva y solidaria", afirmó el juez Vázquez en su fallo, al que tuvo acceso LA NACION y que puede sentar jurisprudencia.En la sentencia de primera instancia no sólo se condenó a Tortugas Country Club, sino también a las empresas Bastida SA y Securitas, compañías que se encargaban de la seguridad del predio, y a la consultora Sicon Strategies.Según el fallo, el country y las tres empresas condenadas deberán pagar 56.270 dólares y 69.479 pesos al abogado Alejandro Novak y a su esposa; 20.000 pesos para cada una de sus dos hijas y 40.400 pesos a su suegra, lo que da un total de 546.878 pesos (con la cotización del dólar oficial a 8,29 pesos). Fuentes con acceso al expediente explicaron que con los intereses y la actualización de los montos, la suma a pagar podría alcanzar los 100.000 dólares.LA NACION se comunicó con autoridades de la comisión directiva del Tortugas Country Club para conocer su opinión sobre el fallo del juez Vázquez, pero las personas consultadas prefirieron no comentar nada sobre la sentencia del magistrado de San Isidro. En Securitas tampoco quisieron abrir juicio sobre la resolución judicial.Cuando sucedió el violento robo, Novak y su esposa estaban de viaje en Miami, en los Estados Unidos. La casa estaba ocupada por la suegra del abogado, las hijas del matrimonio y dos empleadas domésticas. Además, en el momento que irrumpieron los delincuentes, un pintor y dos carpinteros trabajaban en el inmueble.Los cuatro ladrones, según consta en el expediente judicial, llegaron al Tortugas Country Club en un automóvil Peugeot 306 a las 7.40 e ingresaron por la puerta principal después de que le levantaran la barrera de acceso."Tortugas Country Club no solamente no constató la identidad de las personas que viajaban en el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA