Jubilaciones, un futuro imperfecto: el debate pendiente

 
EXTRACTO GRATUITO

El ensordecedor ruido de los bombos, mezclado con gritos y cantos eufóricos, saturaba el aire en el estacionamiento sin techo del edificio central de la Administración Nacional de la Seguridad Social (). Corría octubre de 2008 y para anunciar su proyecto de http://www.lanacion.com.ar/1620169-luis-herrero-hay-un-sistema-que-traba-los-juicios-de-los-jubilados, el Gobierno había optado por un escenario improvisado en ese rincón del centro porteño, y por un discurso confrontativo, que anticipaba pocos ánimos para el debate. El objetivo -rápidamente logrado y hasta aquel día ignorado por varios funcionarios con responsabilidades en el área- era eliminar la opción que desde 1994 tenían los trabajadores, de hacer sus aportes a un sistema de cuentas de capitalización gestionado por las AFJP, en lugar de ingresarlos al régimen de reparto.El entonces director ejecutivo del organismo previsional, , festejó que comenzara a concretarse esa idea que le había llevado a la presidenta Cristina Kirchner. Lejos parecía haber quedado el documento de trabajo publicado por la Anses tan sólo cuatro meses antes, en el que el actual vicepresidente sostenía que para muchos trabajadores era beneficioso aportar a una AFJP.El Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) nació finalmente, con ley aprobada y promulgada, poco más de un mes después. A casi cinco años y mientras desde el Gobierno se exponen logros obtenidos, como la mayor tasa de personas mayores con ingresos mensuales y la vigencia de un índice de movilidad (enraizado en la inflación, a la que logró superar en algunos años), economistas y expertos en la materia hacen sus advertencias. Sobre todo, frente a un sistema que pierde cada vez más su carácter contributivo y que sumó cambios sin debates previos .La sustentabilidad del régimen a largo plazo; la alta cantidad de juicios en contra de la Anses; la forma en que se financia el pago de haberes; la administración del fondo de garantía, integrado básicamente por los recursos que habían acumulado los afiliados a las AFJP; la informalidad laboral; una moratoria temporal y con inequidades, y la falta de respuestas para quienes habían hecho aportes voluntarios en el régimen de capitalización son algunos de los temas para un debate de fondo que sigue pendiente.El sistema de la Anses tiene 5,9 millones de jubilados y pensionados, a los que se suman 1,4 millones de beneficiarios de pensiones no contributivas. Dentro del primer grupo, 45% de las prestaciones (casi 2,7 millones)...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA