Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo , 23 de Mayo de 2011, expediente 3972/09

Fecha de Resolución23 de Mayo de 2011

Poder Judicial de la Nación -1-

Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo Expte. nº 3972/09

SENTENCIA DEFINITIVA NRO. 73136 SALA

V. AUTOS: “JUAREZ

FLORENCIO NICOLAS C/ EL CONDOR EMPRESA DE TRANSPORTE SA S/

DESPIDO” (JUZG. Nº 75).

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, capital federal de la República Argentina, a los 23 días del mes de mayo de 2011, se reúnen los señores jueces de la Sala V, para dictar la sentencia en esta causa, quienes se expiden en el orden de votación que fue sorteado oportunamente; y el doctor OSCAR ZAS dijo:

I)- El señor juez de primera instancia hizo lugar a la demanda que perseguía el cobro de las indemnizaciones reclamadas en tanto consideró que "…el despido dispuesto por la patronal en el caso de autos, resulta contrario a derecho;

resultanto J. acreedor a las pretensiones indemnizatorias derivadas del distracto en tanto que, en el caso, en el marco de los considerandos anteriores, considero que si un trabajador delegado gremial se encuentra en condiciones de jubilarse, resulta necesario iniciar el trámite previo a la exclusión de tutela antes de disponer de la facultad conferida por el art. 252 L.C.T."

Contra esa decisión se alza la parte demandada conforme los términos expresados en el memorial recursivo de fs. 263/266 vta. que la contraparte respondió a fs. 275/277 vta. Asimismo a fs. 260 y 271 lucen las apelaciones de honorarios articula-

das a fs. 260 y 271, por los Dres. V.A.F. y C.R.M. –por sus propios derechos- y por la perita contadora Delicia Clara L.R.S.,

respectivamente.

II)- De las constancias de la causa surge que ya no se discute en esta ins-

tancia que al 06-09-2006, momento en que la demandada formuló la intimación normada por el art. 252 RCT (t.o.) y al 10-09-2008 fecha en que se decidió el despido por vencimiento del plazo referido en el mencionado artículo, el sr. J. ostentaba la calidad de delegado gremial en la demandada, -cargo para el cual había sido electo en el año 2003, para el período 2003-2005; y luego reelecto por los lapsos 2005-2007 y 2007-

2009- y por lo tanto gozaba de la estabilidad sindical consagrada en el art. 48 de la ley 23.551; y en tales circunstancias antes de efectuarle la intimación normada por el art.

252 RCT. En atención a ello el juez de grado sostuvo que la demandada debió obtener la exclusión de tutela previamente a formular aquel emplazamiento.

La demandada en su planteo revisor considera que esto no es exigible pues al actor se le anotició el preaviso del art. 252 RCT de la L.C.T. en el año 2006

durante la vigencia del mandato gremial que finalizaba en el año 2007, situación que fuera respetada y que por ello no puede tildarse a la demandada de producir un despido basado en cuestiones sindicales (fs. 264, 4º párrafo).

Considero que la situación descripta en el art. 252 RCT (t.o.) no constitu-

Poder Judicial de la Nación -2-

Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo Expte. nº 3972/09

ye "justa causa" en los términos del art. 48, ley 23.551.

Ya tuve la oportunidad de expedirme en un caso donde he abordado la temática en análisis al expedirme en la causa: “Asociación Civil Hospital Británico de Buenos Aires c/ Bais, Alicia Lucía s/ Juicio sumarísimo” (SD nro. 70.198 del 6/11/2007

del registro de esta sala). Al respecto, me permito reproducir la parte pertinente de un artículo de doctrina que cité en dicha causa:

"…Si realizamos una exégesis literal del concepto de "justa causa", en el marco de la Ley de Contrato de Trabajo, podemos concluir que el mismo solamente es utilizado en este ordenamiento jurídico al regular la injuria como causa del despido directo o indirecto (art. 243), y al enunciar los requisitos de validez de las suspensiones dispuestas por el empleador (arts. 218 y 219)."

"Sin embargo, la Ley de Contrato de Trabajo reconoce al empleador el poder de denunciar motivadamente la relación de trabajo en otros supuestos, con el correlativo derecho a la exención total o parcial de toda contraprestación dineraria."

"La duda que se plantea es si estos motivos legales de denuncia de la rela-

ción de trabajo encuadran estrictamente en el concepto de "justa causa" exigido por la ley 23.551 como presupuesto de fundabilidad del despido del representante sindical propuesto por el empleador…"

"…Lo que no me parece tan claro es que constituya una "justa causa"

fundante de la exclusión de tutela la prevista en el artículo 252 de la LCT (t.o.)…"

"…R.M. ("Despido en caso de estabilidad gremial", en Re-

vista de Derecho Laboral, Nº 2000-I, p. 203) y S. ("La protección de la actividad gremial", en Alvarez, B., F.M., L., G., L., J., Rial,

R.M., S., S., V. y V.P., "Derecho Colectivo de Trabajo", 1ª ed., La Ley, Buenos Aires, 1998, p. 338) consideran que esta situación configura una "justa causa" de despido fundante de la pretensión de exclusión de la estabilidad sindical."

"Discrepo respetuosamente con el criterio sustentado por los menciona-

dos autores".

"La Corte Suprema de Justicia de la Nación tuvo oportunidad de resolver un conflicto similar en el año 1968."

"Las normas en juego eran, por un lado, el artículo 81 del decreto-ley 19.937/46, y, por el otro, los artículos 40 y 41 de la ley 14.455."

"Me parece importante su transcripción para una mejor comprensión de la cuestión resuelta por nuestro más Alto Tribunal."

El decreto-ley 13.937/46 había creado el régimen de previsión para el personal de la industria y afines. Su artículo 81 disponía:

Este decreto-ley no excluye ni suspende ninguna de las prestaciones y beneficios establecidos por las leyes 9688 y 11.729, los estatutos profesionales comple-

Poder Judicial de la Nación -3-

Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo Expte. nº 3972/09

mentarios y demás disposiciones legales que rigen los contratos de trabajo

.

Únicamente en los casos de cesantía o despido de obreros en condicio-

nes de obtener jubilación ordinaria íntegra, una vez vencidos los plazos fijados en los artículos 103 y 104, según sea el caso, el principal quedará eximido de la indemnización por antigüedad que prevén las leyes y estatutos referidos, pero deberá cumplir con las obligaciones de preaviso o de indemnización por falta del mismo, de conformidad con dichas disposiciones legales.

El artículo 40 de la ley 14.455 establecía en la parte pertinente:

Los trabajadores que por razón de ocupar cargos electivos o representa-

tivos en asociaciones legalmente reconocidas o en organismos que requieran representa-

ción gremial, dejaran de prestar servicios en sus empleos, tendrán derecho a la reserva del mismo por parte del empleador, y a ser reincorporados al finalizar el ejercicio de sus funciones sindicales, no pudiendo ser despedidos durante el término de un año a partir de la cesación de sus funciones…

.

Es decir, se trataba del conflicto entre una norma que otorgaba al em-

pleador la facultad de despedir a los trabajadores en condiciones de jubilarse, sin responsabilidad indemnizatoria, con la única obligación de preavisar, y otro sistema normativo que consagraba la tutela de los representantes sindicales.

Más allá de las diferencias de regulación, es un conflicto similar al plan-

teado entre la facultad conferida al empleador por el artículo 252 de la LCT en su actual redacción y el régimen de garantía de estabilidad consagrado por la ley 23.551.

La Corte Suprema, en aquél precedente, señaló:

…que la exención que a favor de los patrones consagra el segundo apar-

tado del artículo 81 del decreto-ley 13.937/46, comporta una excepción a la regla general...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR