Jornada Mundial de la Juventud. Quinta Parte (Comentarios)

 
EXTRACTO GRATUITO

Hipertexto

Mi experiencia en la Jornada Mundial de la Juventud 2013

María Femenía-Favier

Estudiante secundaria. Reside en Mendoza

Nunca me imaginé que iba a ser mi regalo de 15 viajar a Brasil a ver al Papa; fue impresionante cuando llegué el primer día y ver al Santo Padre pasar muy cerca de mí.

Lo pude ver en tamaño real, la cara, su sonrisa espontánea, su confianza en la gente al bajar y besar a los niños, atajar remeras, regalos y hasta tomar mate.

Además me impactó la cantidad de peregrinos que había y todos unidos por “una misma fe”. Todas las personas eran muy amistosas, habían jóvenes de todo el mundo, de lugares que no me imaginaba. En las calles se respiraba un aire de alegría, emoción y oración.

Me emocioné mucho el mensaje que nos dejó el Papa, ser “mensajeros de la palabra de Jesús” y además nos inculcó estas 3 ideas-fuerza:

El campo de siembra: saber lo que Jesús nos pide o que quiere de nosotros

El campo de entrenamiento: la entrada que Jesús nos pide para poder llegar a él

El campo de construcción: llevar el mensaje de la iglesia a todos, ser misioneros

Esta experiencia me demostró que tenemos que aprender a querer más la Iglesia (porque somos parte de ella), entender el significado profundo de la oración, la necesidad de salir de uno mismo y ayudar a los demás en lo que se pueda y lo más importante que nunca falte la alegría por que ésta debe ser el distintivo del católico.

Hacia un humanismo heroico

Rufus Monacus, Hermanito de Foucauld, La Cava (pcia.de Bs.As.)

Si bien todos hemos aprendido que “el medio es el mensaje” del canadiense Mc Luhan, Francisco indica en la Jornada Mundial de la Juventud 2013 que “el medio es la persona heroica”, aquella que, abandonando su comodidad, sale a la periferia del mundo y carga sobre sí al abandonado a la vera del camino, al excluido, a quien sufre, al que lava las heridas del cuerpo o del espíritu.

Francisco toma mate en el papamóvil, mate que le es entregado por un participante, sin detenerse a pensar en el protocolo (¿qué es eso?) o que se lo pueden haber cebado con cicuta o cualquier otro yuyo matador.

El sabe que no tiene nada, como le dijo a Dilma, una antigua y audaz guerrillera, ni oro ni plata, solamente a Cristo. Por eso, camina ligero: nada le pesa, tampoco nada lo detiene. Se encontró con una ONG piadosa y la quiere convertir en una Iglesia pobre, para los pobres. Para quienes pensamos que es un gesto heroico, casi imposible, este hombre de zapatos cómodos, nos contesta que “para Dios todo es posible”.

Por eso, “hagan ruido” les dice a los jóvenes argentinos en la catedral de Río el 25 de julio.¿Es una versión carioca del Mayo Francés del 1968? Tal vez.

¿Y si fuera una consigna revolucionaria que une los extremos postergados y excluidos, los ancianos y los jóvenes, impidiendo todo tipo de eutanasia, sobre todo la cultural? En un mundo de silenciosos obedientes y acomodaticios, Francisco, a las orillas de una de las playas más alucinantes del mundo, les dice: “hagan ruido”, “hagan olas”,”no se limiten a surfear”.

No tengo oro ni plata, solamente a Cristo, la Palabra: por eso, ante un mundo que únicamente habla de dinero, de poder, de riqueza, de daños colaterales, este hombre, de medio pulmón menos, dice lo contrario: háganse oir, “el medio son ustedes”. No aceptó que la comida le sea hecha por uno de los más afamados chefs de Río sino pidió que las religiosas de la casa donde se aloja, preparen la comida típica brasilera (feijón, arroz, pan de queso).

¿Que lo pueden matar de un balazo o envenenarlo como tal vez lo hicieron con Juan Pablo I? Sí. Lo sabe. Pero es un soldado, ¿no? Ignacio de Loyola no formó monjes de clausura, formó soldados. Y los soldados mueren, ¿no? Por eso, su mensaje en Río es claro y terminante “aunque se moleste algún obispo o algún cura”: para hacer una buena tortilla hay que cascar algunos huevos: háganlo.

Cultura del Encuentro

José Antonio Varela Vidal, Lima, Perú

Fuente: Zenit on line, 27.07.2013

Las tres recomendaciones del papa a empresarios, políticos y académicos

Durante el Encuentro del 27.07.2013, el papa Francisco le habló a los responsables políticos y diplomáticos, culturales y religiosos, académicos y empresariales del país. Se disculpó por no hablar en portugués, pero prefirió hacerlo en español, para así "expresar mejor lo que llevo en el corazón", les manifestó.

Compartió con ellos lo que debería tener en cuenta quien tiene responsabilidad en una nación, esto es: la originalidad de una tradición cultural; segundo, la responsabilidad solidaria para construir el futuro y, tercero, el diálogo constructivo para afrontar el presente.

Valorar la cultura

Ante un auditorio abarrotado de invitados, les recordó que en primer lugar, "es importante valorar la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA