Jet sharing: el negocio de los vuelos privados despega con las plataformas

 
EXTRACTO GRATUITO

Una familia coreana viaja por diez días por el interior de la Argentina uniendo ciudades y atracciones de acuerdo con sus tiempos y sus ganas. Un jugador de fútbol contrata un servicio para cruzar el Atlántico con total discreción y pasar unos días de vacaciones. Una ejecutiva de una firma internacional visita varias plantas repartidas por el país en el mismo día. Hay, en esa enumeración, un elemento común: un avión privado.Lo que comenzó en la década del 30 como una excentricidad de algunos dueños de estancias que alquilaba un pequeño avión para trasladarse hasta sus campos es hoy un negocio que genera en el país alrededor de 4000 vuelos privados por año. El sector se mantiene virtualmente ajeno a la crisis económica local y se ve impulsado por novedades como las plataformas que centralizan la oferta, las aeronaves "low cost" -que amplían un poco un segmento de por sí muy exclusivo- y modelos de negocios innovadores como el de los vuelos privados compartidos, que está pronto a lanzarse en el país.Entre esos 4000 vuelos anuales se cuentan los netamente privados (quienes viajan son dueños de sus aviones), los vuelos "taxi" (que se alquilan para vuelos ejecutivos y turismo, y para los que hay disponibles 55 empresas con 76 aviones) y vuelos sanitarios y de traslado de órganos para trasplantes. Y si la crisis hace que algunos de esos segmentos se reduzcan, hay otros que los compensan."En el balance general, nuestro negocio en los últimos dos años ha sido bueno, pero cambió la composición de los viajes", dijo a LA NACION Martín Ducler, CEO de Royal Class. Según explicó, en el último tiempo bajaron los vuelos corporativos, pero "por la Ley Justina" subió la cantidad de traslados de órganos. "El mercado de turismo y artistas se mantuvo estable", agregó el ejecutivo, y señaló que su compañía ha trasladado en su Falcon 900 a Ricky Martin, Elton John y Metallica.El alquiler de un avión privado varía en función de la ruta, cantidad de pasajeros y tipo de avión, pero según datos de la plataforma, para un vuelo de corto alcance como lo es Buenos Aires - Punta del Este (la ruta más popular) los precios varían entre US$2500 y US$14.000. Para un vuelo entre Buenos Aires y Mendoza oscilan entre los US$6000 a US$20.000 y para un vuelo de largo alcance como Buenos Aires - islas Turcos y Caicos varía entre US$95.000 y US$140.000.Es un sector en el que todavía se utiliza mucho la venta directa, pero cada vez ganan más terreno las plataformas, que permiten...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA