Quiénes son los jefes de las barras

 
EXTRACTO GRATUITO

Entre las tribunas, la Justicia y la cárcel. ¿Puede ser ése el recorrido de un hincha de fútbol? Sí, pero no cualquiera. Tiene que ser alguien caracterizado. Debe estar cerca del poder. Y, básicamente, hay que ser barrabrava, sobre todo, el jefe.Esos son los denominadores comunes que se desprenden de un repaso de los antecedentes penales y los vínculos con políticos, sindicalistas, dirigentes y jugadores que presenta la mayoría de los líderes de las barras de los 20 clubes de primera. En muchos casos no representa una novedad. Impacta, sí, en el conjunto. O cuando confluyen en una organización formal como Hinchadas Unidas Argentinas (HUA), el emprendimiento del dirigente kirchnerista Marcelo Mallo que en 2010 proyectó el viaje al Mundial de Sudáfrica.Sobre quienes controlan las tribunas y los negocios de las barras, desde la reventa de entradas e indumentaria oficial, el control de estacionamientos o la organización de viajes, entre otros, pesan o pesaron procesamientos por homicidio, tráfico de drogas, robo y robo calificado, tenencia de arma de guerra, secuestro, encubrimiento, asociación ilícita y extorsión.Ésta es la radiografía de la violencia del fútbol argentino:independienteDe Bebote a LoquilloLa barra brava de Independiente fue una de las que más mutaciones sufrió desde que Javier Cantero preside el club, en diciembre de 2011. Pablo "Bebote" Álvarez, el jefe, primero, renunció de manera pública, como si se tratara de un cargo, y más tarde, desafío a Cantero de las maneras más diversas. Vía redes sociales y cara a cara frente a las cámaras de TV. Las actitudes de Álvarez generaron rupturas en el grupo y su segundo, César "Loquillo" Rodríguez, terminó como líder. Fue en septiembre pasado, tras una larga estada de Bebote en Europa, en la que, incluso, fue a ver al equipo de Sergio Agüero, Manchester City, en Inglaterra.Rodríguez, cuyo prontuario incluye secuestros extorsivos, entre otros delitos, fue baleado ese mes, en un confuso episodio en la disputa por el negocio de los cuidacoches, cerca del estadio Libertadores de América. Su vida corrió riesgo. En tanto, el mando en la tribuna quedó en manos de Ricardo "Gordo Richard" Pavone.Loquillo, el mismo que exigió una charla con Florencia Arietto, jefa de seguridad de los Rojos, y que ante la negativa estuvo cerca de tomar la sede de Avellaneda, se recuperó y, pese a estar en la lista del derecho de admisión, merodeó por Mar del Plata antes de los amistosos de verano. Todavía se duda sobre la incidencia de "Bebote" en la toma de decisiones. La barra tiene buena llegada con políticos de la provincia. Aunque fue disminuyendo, mantiene el roce con los sindicatos de Camioneros y la Uocra.riverBorrachos por el poderCon el nuevo milenio, en la barra brava de River se impuso un modelo de conducción compartido: primero, con Adrián Rousseau y los hermanos Alan y William Schlenker; desde 2008, el liderazgo se lo reparten Eduardo Joe Ferreyra, Héctor Caverna Godoy y Martín de Ramos Araujo. Joe, que militó en la Unidad Básica del secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno, en Las Cañitas, es el jefe político de Los Borrachos del Tablón; los dos restantes cabecillas, que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA