Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - SALA V, 31 de Marzo de 2016, expediente CNT 051675/2011/CA001

Fecha de Resolución:31 de Marzo de 2016
Emisor:SALA V
 
EXTRACTO GRATUITO

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA VI SENTENCIA DEFINITIVA N° 68361 SALA VI Expediente Nro.: CNT 51675/2011 (Juzg. N°17)

AUTOS: “O. J. A. C/ CODAN ARGENTINA S.A. Y OTRO S/DESPIDO”

Buenos Aires, 31 de marzo de 2016 En la Ciudad de Buenos Aires reunidos los integrantes de la Sala VI a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicando el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

EL DOCTOR L.A.R. DIJO:

Llegan los autos a esta alzada con motivo de los agravios que, contra la sentencia de primera instancia de fs.542/548, interpusiera la parte actora a tenor del memorial obrante a fs.553/555 y que mereciera réplica de la contraria a fs.563/567 y fs.568. También es apelada la regulación de honorarios a fs. 588 (síndico de Codan Argentina S.A.).

Fecha de firma: 31/03/2016 Firmado por: G.L.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.A.R., JUEZ DE CAMARA Firmado por: F.S.R., SECRETARIA DE CAMARA #19962803#148109104#20160331124956371 La Señora Jueza “a quo” rechazó el reclamo interpuesto por el trabajador contra R.S. y Galeno Argentina S.A., porque consideró que de la prueba producida no surgía el trato que el actor imputó genéricamente a quien fuera su empleadora y, de modo puntual, al codemandado S. (ver fs.545, 1er. párr.).

En primer término, el accionante se agravia de aquella decisión. Manifiesta –en su defensa- que ha acreditado la persecución y el maltrato laboral denunciado en el escrito inaugural mediante las declaraciones de los testigos ofrecidos por su parte, G. y G. (ver fs. 553/vta., pto. 1).

En mi opinión, las consideraciones que se exponen al apelar son meras afirmaciones dogmáticas que no constituyen agravios en el sentido técnico del instituto y, por ende, considero que resultan insuficientes para modificar la decisión adoptada en la anterior instancia (art. 116, segundo párrafo, de la ley 18.345).

Ello es así, por cuanto el recurrente se limita a reseñar las declaraciones testimoniales de Gardiol y G. (ver fs. 315vta.), pero omite hacerse cargo de la objeción que se efectúo en la sede de origen en torno a que los dicentes no resultan suficientes para tener por probado el actuar ilícito denunciado (arg. arts. 445 del C.P.C.C.N. y 155 de la L.O.).

Para alcanzar aquella decisión, la Magistrada a quo juzgó que la declaración testimonial del Sr. C.A.G...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA