Italia, ante el riesgo de la inestabilidad política

 
EXTRACTO GRATUITO

ROMA.- Faltan dos semanas para las elecciones parlamentarias del 24 y 25 de este mes y, pese al frío polar que golpea a Italia, se recalienta el termómetro de una campaña electoral en la que ha irrumpido el tan temido fantasma de la ingobernabilidad.Según las últimas encuestas -la ley electoral prohíbe difundir sondeos los 15 días anteriores a la votación-, ganará la centroizquierda, liderada por el Partido Democrático (PD), de Pier Luigi Bersani. Pero será una victoria a medias -claramente en Diputados, pero probablemente no en el Senado-, lo que abriría las puertas a un panorama de ingobernabilidad e inestabilidad tan alarmante que, incluso, ya se habla de nuevas elecciones en el corto plazo.Si Bersani obtiene esta victoria a medias, será en parte debido a una controvertida ley electoral, pero también gracias a una milagrosa remontada del ex premier Silvio Berlusconi. Pese a haber sido considerado un virtual cadáver político cuando se vio obligado a renunciar a fines de 2011, el Cavaliere logró achicar a entre 5 y 7 puntos la diferencia con la centroizquierda.Según un sondeo del diario Corriere della Sera, Berlusconi, de 76 años, que sigue haciendo promesas "shock" de devolución y reducción de impuestos, así como de amnistías fiscales, alcanzaría el 29,7% de los votos junto a la coalición de derecha que lidera con la xenófoba Liga Norte.En la vereda de enfrente, la centroizquierda de Bersani -aliado al partido Sinistra y Libertá del gobernador de Apulia, Nichi Vendola- se mantiene en el primer puesto con entre 37 y 38% de la intención de voto.Lo más alarmante es que las últimas encuestas destacan que, cuando faltan sólo dos semanas para las elecciones, el 18% aún no sabe por quién votar, mientras que un 21% sí admite que podría cambiar de idea.Por todo esto, el escenario electoral italiano dejó de ser bipolar y comenzaron a moverse por lo menos otros tres protagonistas importantes. El centro, representado por el premier saliente, Mario Monti, y sus aliados, que si bien bajaron al cuarto lugar en la intención de voto, conquistarían cerca del 13% de los sufragios.Dentro de la contienda también está el ex magistrado Antonio Ingroia, que con su nuevo partido de extrema izquierda, Revolución Cívica, obtendría entre un 4 y un 5% de la intención de voto.Y también está el Movimiento Cinco Estrellas, del cómico genovés Beppe Grillo, que se opone a todos los partidos tradicionales y que se convirtió en la fuerza más popular entre los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA