Italia llega a la Davis con la guardia en alto

 
EXTRACTO GRATUITO

MELBOURNE.– La barrida en el Australian Open fue impiadosa: no sólo ningún argentino, varón o mujer, alcanzó la tercera ronda del torneo, sino que tampoco quedan referencias latinoamericanas de ambos sexos en los cuadros de singles. Recién en la llave de dobles masculinos, los brasileños Bruno Soares y Marcelo Melo defendían el honor de América del Sur. Una decepción continental, que obliga a revisar una vez más todas las estructuras de desarrollo, al margen de las diferencias económicas con las potencias, y la dificultad que de por sí encierran estas citas grandes.Tras la despedida albiceleste y, sobre todo, el mazazo prematuro que recibió Juan Martín del Potro, el asunto que ocupa ahora es la Copa Davis. Cinco días después de la final masculina del primer Grand Slam del año, del 31 de enero al 2 de febrero, está agendada en Mar del Plata la serie ante Italia, un equipo que se mantiene atento y en guardia. Fabio Fognini y Andreas Seppi son sus principales espadas, pero bromean y se hacen los distraídos cuando se los invita a pensar en polvo de ladrillo. Clasificado ya para los octavos de final, luego de vencer por 7-5, 6-4 y 6 -4 al estadounidense Sam Querrey, Fognini simula que revisa su celular y después confirma con un guiño: "Hmm no, todavía no recibí ningún mensaje del capitán; se ve que todavía no fui convocado". Seppi larga una chanza parecida: "Quizá deberías hacerles preguntas de la Davis a otros jugadores, yo no soy el indicado. No voy, no llego". Y enseguida echa una carcajada.Después, ambos se desprenden del tono jocoso y analizan de verdad este choque inicial por el Grupo Mundial. "No sería una sorpresa si les ganamos en Mar del Plata, porque nos conocemos mucho y jugamos muchas veces en la Argentina. Va a ser un 50% y 50% de posibilidades", evalúa Fognini, ganador de dos títulos en polvo en 2013 (Stuttgart y Hamburgo), y que ahora tendrá el más duro examen ante el tetracampeón Novak Djokovic.Y explica: "Hace diez días era impensado que llegara a la segunda semana de Australia, pero me curé muy bien de la contractura en la pierna izquierda y es una situación que me ayuda mucho para la confianza en la Davis". Seppi, que frustró a Lleyton Hewitt en primera ronda y dijo adiós en la segunda frente al norteamericano Donald Young, corrige el porcentaje y le da más crédito al conjunto albiceleste: "Será una serie muy dura, para mí es un 60% para ustedes y 40% para nosotros. Jugar en la Argentina es siempre muy difícil. Es verdad que no estará Del...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA