Antes de irse insinuó que podía investigar al kirchnerismo

 
EXTRACTO GRATUITO

En una reunión de 40 minutos, el juez federal le presentó formalmente su renuncia al ministro de Justicia, ; se conmovió hasta las lágrimas, pero antes ensayó un último intento de permanecer en el cargo al insinuar que podía ayudar a investigar a los ex funcionarios del gobierno de porque tuvo una estrecha relación con el kirchnerismo.

Pero el ministro le aceptó la renuncia en el acto y le insistió, como ya lo había hecho otras veces, en que lo único que esperaba de él era que dejara de ser juez, lo que ocurrirá en diez días, luego de que Macri le acepte su alejamiento, según fuentes de la Casa Rosada que reconstruyeron el dialogo entre ambos.

Según los funcionarios de Balcarce 50 y los allegados a Garavano, la renuncia de Oyarbide es "el comienzo del fin de la Justicia que tenemos que cambiar". Todavía no se analizó el proceso de reemplazo del cuestionado juez. Se sabe, sí, que el ministro tiene una tensa relación con los jueces federales de Comodoro Py.

Pero muy cerca de Macri aseguran que la renuncia de Oyarbide es un mensaje al resto de los magistrados de todos los fueros: los jueces que no coincidan con "las reformas de institucionalización" tienen "las puertas abiertas para irse a su casa". Quieren terminar con la idea de los "operadores" en el Poder Judicial.

El jefe del Estado pagó un alto costo político por las denuncias de la diputada Elisa Carrió, que acusó al presidente de Boca, Daniel Angelici, de ser operador en las sombras ante los magistrados de Comodoro Py.

De hecho, ella denunció que Angelici negociaba con Oyarbide su jubilación antes de que el Consejo de la Magistratura lo destituyera. En el Gobierno aseguran que, de todos modos, Oyarbide podrá acceder a su retiro y sus haberes luego de su renuncia y que lo podría hacer aun si fuera destituido con un juicio político.

Los principales cuestionamientos que pesan sobre el juez son, entre otros, el sobreseimiento de Néstor y Cristina Kirchner en una causa por enriquecimiento ilícito en 2009 y la interrupción de un allanamiento a una financiera por una llamada del ex subsecretario técnico Carlos Liuzzi, mano derecha de Carlos Zannini.

"Oyarbide le insinuó a Garavano...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA