Irresponsables denuncias frente al proceso electoral

Dirigentes de la principal fuerza opositora, que competirá pasado mañana en las primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO), han denunciado irresponsablemente y sin mayores elementos probatorios la posibilidad de un fraude electoral. Se trata de una tan artera como peligrosa jugada para sembrar incertidumbre frente a un eventual resultado adverso o muy reñido, y dirigida a desgastar a las actuales autoridades nacionales.No puede dejar de llamar la atención que las denuncias judiciales de los dirigentes del Frente de Todos, al igual que la de la impugnación de la empresa que hace varios meses ganó la licitación para llevar a cabo el escrutinio provisorio, se hayan producido a menos de una semana de las elecciones primarias y no antes.Voceros del kirchnerismo aclararon, luego de encender la mecha, que su mayor temor guardaba relación con la posibilidad de una manipulación de los resultados en el escrutinio provisional. En otras palabras, que el Gobierno manipulara en la noche del domingo próximo los datos enviados por las autoridades de las mesas electorales para generar en la opinión pública un efecto que difiera del que provocaría el verdadero resultado electoral.Lo que han denunciado los dirigentes kirchneristas no es ni más ni menos que una operación en la que tienen alguna experiencia. Basta recordar que, a poco de concluida la segunda vuelta presidencial de 2015, en la que Mauricio Macri se impuso a Daniel Scioli, la señal C5N, propiedad de Cristóbal López, anunció al aire que quien había triunfado era el candidato justicialista. Ahora, quienes representan a la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner pretenden indicar que el gobierno de Macri operaría de igual forma.Al margen de cualquier chicana como aquellas a las que el ciudadano argentino lamentablemente está acostumbrado en vísperas de actos electorales, es necesario explicar y contextualizar la metodología en la que se basará el conteo de votos para desmitificar ciertas creencias.Del escrutinio provisorio, a cargo del Gobierno, surgirán los primeros resultados de la elección. Su objetivo es informar a la ciudadanía las cifras preliminares de los comicios, pero los únicos datos válidos legales son los que surjan del escrutinio definitivo, que estará a cargo de la Justicia Electoral y que concluirá, a más tardar, diez días después de la votación.La novedad de estas elecciones es que se utilizará un software adquirido por licitación a través del Correo Argentino, llamado...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba