Irresponsabilidad de socios y funcionarios. Disidencia del Dr. Lorenzetti en el caso Daverede

Autor:Diana Cañal
Cargo:Directora del GrupoSpes
RESUMEN

El aporte describe uno de los aspectos téoricos del Derecho del Trabajo con mayor incidencia práctica: la responsabilidad de socios y funcionarios en el caso de empresas que hayan cometido fraude laboral Palabras claves: Fraude laboral; Responsabilidad solidaria; Lorenzettiy responsabilidad solidaria The contribution describes one of the aspects téoricos of the Right of the Work with ... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO

Introducción

Seamos francos, este es uno de los temas sobre los cuales se espera con ansias conocer cuál será la opinión de la Corte nueva. La misma comienza a entreverse con una mecánica semejante a la de la Corte anterior: en una causa en la queno se abre el extraordinario, pero se formula una disidencia que trata el fondo de la cuestión.

Esto pasó con “Cingiale” y sucede ahora nuevamente con “Daverede”2. En aquél caso, la tendencia se transformó con el tiempo en doctrina, siendo las causas más notorias el incidente “Kancepolski” (también conocido como “Kanmar”) y“Palomeque”3,

En ambos, la doctrina procura desalentar el empleo de la teoría del disregard con dos argumentos que se mantendrán constantes: que la personalidad diferenciada entre los integrantes de la sociedad (socios y/o funcionarios) y la persona de existencia ideal misma, es un recurso básico de la estructura jurídica que debe ser preservado, dada la enorme utilidad económica que las sociedades brindan. El otro: que no existe prueba suficiente, justificativa del descorrimiento del velo.

Ambos argumentos han merecido nuestro constante rechazo 4, básicamente por dos razones. La una, porque nadie desconoce la utilidad de las sociedades comerciales, y el hecho de aplicar el disregard no implica su destrucción, sino hacer responsables solidariamente (es decir, “junto” con la sociedad) a quienes las empleen excediendo el marco legal.

Ahora bien, si de lo que hablamos es de un factor psicológico, en donde el saber que el uso desviado de la sociedad hará pasible a las personas de existencia física de una responsabilidad solidaria con la misma, desalentará a las primeras en la creación de entes nuevos, estaríamos discutiendo en todo caso una cuestión de lege ferenda. Porque hoy por hoy, lo que la norma dispone es la prohibición del uso desviado de la sociedad, siendo su castigo el disregard.

Y, más allá del valor que como sugerencia legislativa pudiera tener semejante afirmación (dudoso por cierto, si recordamos que la teoría se aplicó como tal, aún antes de encontrarse plasmada en la última parte del artículo 54 de la LSC), como pauta interpretativa es insostenible: estaríamos diciendo que hay que hacer la vista gorda a la conducta contraria a la ley, porque le conviene a la economía.

Entendemos por el contrario que el recto entendimiento de la doctrina de lacorte anterior, es el de que se debe ser prudente en la aplicación de este castigo, precisamente por la relevancia del instrumento de la personalidad diferenciada.Algo semejante a lo que sucede con el decreto de inconstitucionalidad de una norma.

Mal podríamos concluir otra cosa, porque las sociedades históricamente nacen sí y solo sí cuando al poder (léase en el caso el Estado) le interesa lo que tienen para brindar. Pero sien un juego de oferta y demanda, existiere más entusiasmo por parte del Estado en quela sociedad se constituya y el objetivo se lleve a cabo, que particulares dispuestos a arriesgar su capital 5, les concederá un plus que funcione como un anzuelo: la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA