Investigan vínculos entre el intendente de Ituzaingó, un jefe policial y barrabravas

 
EXTRACTO GRATUITO

Hace dos semanas el jefe de la Policía Local de Ituzaingó fue desplazado debido a una serie de denuncias que lo involucraban con el supuesto desvío de efectivos asignados a patrullar las calles para realizar custodias privadas. Así, se inició una investigación en la Auditoría de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense. Además, de tratar de establecer si el jefe policial fue responsable de algún delito, los funcionarios de Asuntos Internos habrían descubierto elementos que abonarían la sospecha de vínculos entre un empresario beneficiado con esas custodias especiales y el intendente Alberto Descalzo.

En Asuntos Internos también intentan establecer si los incidentes ocurridos anteayer durante una protesta vecinal fueron motivados por el desplazamiento del jefe policial acusado.

Este jefe policial, que habría sido identificado como Jorge Castillos fue separado de su cargo como máximo responsable de la policía local de Ituzaingó cuando los funcionarios de Asuntos Internos comenzaron a investigar el robo de los chalecos y las armas reglamentarias asignado a un grupo de uniformados.

Los investigadores establecieron que, los policías estaban custodiando un camión de un empresario de la zona, vinculado con el intendente y determinaron también que el servicio no habría quedado asentado en ningún registro.

"Acá hubo un proceso de Asuntos internos donde, por una serie de irregularidades en el manejo de la policía local se decidió la intervención por parte de la provincia. Y está denunciado en la Justicia de Morón. Cambiamos el jefe de la comisaría porque entendimos que utilizaba a la Policía Local para fines privados como servicios de custodias personales, barrios privados, supermercados, negocios privados", expresó el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo

Ayer, Descalzo desligó toda responsabilidad en los incidentes, negó la existencia de una interna y de algún vínculo con el jefe policial desplazado, aunque manifestó que creía que en los incidentes "hubo una mano detrás de esto", pero dijo "que no sabía de quién era", según declaraciones difundidas por la agencia de noticias DyN.

Dichos enfrentamientos, que se extendieron durante cinco horas, tuvieron dos protagonistas centrales: un grupo de barrabravas del Club Atlético Ituzaingó y los policías que intentaron contenerlos para que no irrumpieran en el predio, donde se había instalado el circo Royal, señalado por los vecinos como el lugar en el que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA