Investigan el vínculo de un empresario K con manteros de Once

Un poderoso empresario del transporte ligado al kirchnerismo está en la mira de la justicia porteña por presuntas vinculaciones con redes de manteros. El juzgado penal N°29 convalidó la decisión de la Fiscalía de la Ciudad de someter a juicio oral y público a Néstor Emilio Otero, junto con otros integrantes del directorio de Nueva Estación Once SA, concesionaria de la terminal del tren Sarmiento: el estacionamiento subterráneo del lugar, según se investiga, habría sido utilizado por una red de vendedores ambulantes como depósito de mercadería ilegal.

Otero, conocido como "el hombre de las terminales", montó en las últimas dos décadas un imperio en torno a las concesiones de las terminales de ómnibus de Retiro, La Plata, Liniers y Mar del Plata, entre otras, y de la estación ferroviaria de Once. Y no es la primera vez que llega al banquillo de los acusados. El año pasado, incluso, estuvo involucrado en el juicio por dádivas contra el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime.

Ahora, la Unidad Coordinadora de Investigaciones Complejas de la fiscalía, a cargo de Walter López, formuló acusó a Otero y sus socios ya que se habría comprobado que el estacionamiento situado en Perón al 2800 fue utilizado como depósito de productos ilegales para la venta en la vía pública. Allí se habían construido pequeñas habitaciones para el depósito de mercaderías y la Justicia tiene en su poder filmaciones de ingreso y egreso de personas con bultos. El espacio no tenía habilitación para funcionar y estaba clausurado administrativamente.

Según pudo conocer LA NACION, Otero pretendió desvincularse invocando que había renunciado a la presidencia del directorio de la firma Nueva Estación Once SA en noviembre de 2011 y que, desde aquella fecha, no había vuelto a desempeñar cargo alguno. Con este mismo argumento, podría apelar la medida dispuesta por el juez. LA NACION intentó hablar con el empresario, pero no pudo establecer una comunicación.

La fiscalía sostiene que Otero, a pesar de su desvinculación de la firma concesionaria, habría participado posteriormente en actos de designación de autoridades del directorio y habría otorgado poderes de administración y judiciales en representación de la sociedad.

En el estacionamiento allanado el 26 de junio de 2014 se secuestraron, además de mercadería para la venta callejera, más de 1500 kilos de pescado en mal estado. También había vehículos dentro del garaje que eran usamos como depósito de mercadería. Tras ese...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba