Investigan una ruta usada por el cartel de Sinaloa para lavar dinero

 
EXTRACTO GRATUITO

Una investigación encarada por la justicia federal puso al descubierto que un grupo de comerciantes y operadores inmobiliarios compró propiedades en cuatro barrios de Nordelta para lavar dinero del cartel de Sinaloa. Ayer, se realizaron doce allanamientos en distintos inmuebles de ese complejo y en el aeropuerto internacional de San Fernando.

Durante esos operativos, los efectivos de la División Lavado de Activos de la Policía Federal secuestraron una avioneta, un yate y una importante cantidad de documentación que será revisada para tratar de establecer cuáles fueron las empresas que se utilizaron para canalizar en el circuito financiero el dinero proveniente del narcotráfico.

A partir del análisis de las comunicaciones de los cuatro integrantes de la banda de narcolavadores, los investigadores determinaron que uno de los cuatro argentinos imputados se relacionaba directamente con dos mexicanos que integran el cartel de narcotraficantes liderado por Joaquín "Chapo" Guzmán.

Este acusado vinculado con dos miembros del cartel de Sinaloa es un empresario del rubro informático que es piloto y habría prestado el nombre de su empresa para comprar el avión secuestrado en San Fernando. Es dueño de una de las casas allanadas en Nordelta y está prófugo.

Si bien hasta anoche no se pudo determinar la cantidad exacta de dinero del cartel de Sinaloa que los cuatro argentinos invirtieron en la compra de propiedades, una aeronave, una embarcación, dos vehículos de alta gama y motos de alta cilindrada, se estimaba que la organización compró bienes valuados en por lo menos US$ 6.000.000.

Aunque la cifra constituye un piso y, por la cantidad de operaciones de transferencias de dinero que fueron descubiertas en la investigación, se sospecha que el monto de dinero lavado por la banda sería muy superior.

"En Nordelta dimos un gran golpe contra el lavado de activos tras allanamientos con @PFAOficial. Este...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA