Investigan por lavado de dinero a tres grandes grupos narco de Rosario

 
EXTRACTO GRATUITO

ROSARIO.- Más de 120 autos, unas 40 propiedades, sociedades comerciales y, sobre todo, unos cuarenta supuestos testaferros de tres bandas narco -lideradas por Los Monos, Luis Medina y Delfín Zacarías- están en la mira de la justicia federal de esta ciudad.

La Unidad de Información Financiera (UIF) se presentó como querellante y la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) envió al Juzgado Federal Nº3, de Carlos Vera Barros, un dossier con "inconsistencias económicas" que involucran a más de 40 personas.

A partir de algunos crímenes resonantes en Rosario se consiguió unir historias de personajes que en muchos casos tenían prontuarios difusos o poco conocidos, incluso para las autoridades. Pero las sociedades comerciales, las propiedades y los autos -que representan la renta del narcotráfico- son lo más palpable y concreto de estas tramas. Y los acusados no pueden justificarlas.

"Hay que profundizar una mirada estratégica para resolver el problema del narcotráfico. Y una de las maneras es abordar el tema económico y cortar «la máquina de hacer plata» que aflora por algún lado, como ocurre en Rosario", dijo a LA NACION el titular de Procelac, Carlos Gonella.

Luis Medina, acribillado a fines de diciembre de 2013 junto a la modelo Justina Castelli en el acceso sur de Rosario, cuando ambos viajaban en un Citroën DS 3 rojo, figuraba desde 2008 en la AFIP como "deudor irrecuperable". Vivía en una lujosa casa en el country La Pradera, de Pilar, y poseía, según el informe de la UIF, 20 autos a nombre de supuestos testaferros, entre los que figuran su ex esposa Daniela Ungaro, su ex suegro Daniel José Ungaro y Esteban Lindor Alvarado, que está preso en Campana por una investigación sobre robos de autos en el norte del conurbano. Alvarado es sospechoso de haber sido socio de Luis Medina en el negocio narco.

A Medina se le adjudican cuatro sociedades comerciales. En un departamento en pleno microcentro de Rosario funcionaban dos empresas que tenían el mismo propietario, pero fines muy disímiles. Los dueños eran Medina y su ex esposa. El 4 de agosto de 2011 decidieron ponerle el nombre de su mascota a la firma que habían creado para realizar operaciones financieras. Así nació Yasmín SRL, destinada a realizar "préstamos con dinero en efectivo en el mercado de la compra y venta de autos".

El capital social de la firma era de 200.000 pesos y tenía sede en San Lorenzo 1067 8º piso departamento 2. Ahí funcionaba otra firma con los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA