Investigan si el avión cayó al río por una falla en los motores

 
EXTRACTO GRATUITO

a provocó ayer la muerte de cinco personas y heridas a otros cuatro pasajeros de la aeronave que había despegado desde el aeropuerto de San Fernando con destino a Carmelo, Uruguay. La justicia uruguaya investiga las causas por las que la aeronave, considerada una de las más confiables en el mercado internacional, se precipitó al agua a unos 10 kilómetros de Carmelo.La principal hipótesis sobre el accidente apunta a una por algún problema con el combustible. Los investigadores no descartan que la niebla pudiera haber agravado la situación. La escasa visibilidad había obligado a demorar durante varias horas el despegue de la aeronave que trasladaba a ejecutivos de varias empresas.están Gustavo Fosco, de 53 años, director de Comunicaciones Institucionales de Renault; Fernando Sánchez, de 45, jefe de prensa de esa compañía; Facundo Alecha, de 41, director de Personal y Organización de Royal Canin; Fernando Lonigro, de 44, gerente de TTS Viajes, y el piloto Leandro Larriera, de 43, piloto personal del dueño del avión, Federico Bonomi, titular de la empresa Kosiuko, que no se encontraba en ese vuelo.El de ayer era el primero de una serie de viajes previstos para promocionar el hotel Casa Chic como sede de eventos empresariales. Un operativo de búsqueda y rescate combinado entre la Prefectura argentina y la Armada uruguaya rescató a los cuatro sobrevivientes.Un operativo de búsqueda y rescate combinado entre la Prefectura Argentina y la Armada uruguaya rescató a los cuatro sobrevivientes. Los heridos fueron traslados en helicópteros hacia San Fernando y Colonia, según la gravedad de cada caso. Las dos víctimas menos comprometidas regresaron al aeropuerto de partida y fueron derivadas por el sistema de salud de San Fernando al hospital de Agudos. Allí fueron atendidos Ignacio Llosa, de 34 años, con algunos politraumatismos leves, y Santiago Villamil, de 37, con fracturas en sus antebrazos. Ambos están fuera de peligro y fueron trasladados a clínicas privadas, según informó el Ministerio de Salud bonaerense.En Uruguay, en tanto, quedaron internadas las dos víctimas con heridas más graves, Paula Buery, de 39 años, y Sebastián Vivona, de 43.La situación de Vivona fue aclarada anoche por el secretario de Seguridad, Sergio Berni, quien confirmó que el gerente de Kosiuko se encontraba internado en Colonia, luego de que trascendiera su nombre como una de las víctimas mortales. Berni explicó que hubo un malentendido en la información difundida por las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA