Investigaba abusos y ahora lo enjuician por violar a su expareja

Hace 12 años encabezaba la unidad especial de investigación de delitos contra la integridad sexual. Hace cuatro, ocupó el rol del acusador por parte del Estado en el juicio contra Jorge Mangeri por el homicidio de Ángeles Rawson. Pero su carrera y su vida dieron un vuelco radical: ahora enfrenta una pena de hasta 15 años de prisión por abuso con acceso carnal en contexto de violencia de género. El imputado es el fiscal general Julio César Castro. La víctima, su expareja.Castro -que fue director de la Unidad para la Investigación de Delitos contra la Integridad Sexual de Niñas y Niños (Ufisex) y encabezaba una fiscalía de juicio hasta su suspensión, hace dos años- buscaba ser nombrado juez cuando la Procuración General ordenó que se lo investigara luego de que una empleada de su despacho lo denunció por acoso. En diciembre de 2016, cuando el pliego del fiscal para convertirse en juez de cámara fue tratado en la Comisión de Acuerdos del Senado, la postulación fue impugnada por la senadora Silvia Elías de Pérez (UCR-Tucumán), quien afirmó que había mensajes del fiscal en Twitter que "habrían incurrido en falta de decoro". Se refería a la eventual acusación de una menor que lo habría señalado por ciberacoso.Finalmente, en marzo de 2017, su expareja lo denunció por violencia de género en la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema. El Juzgado Civil Nº 85 le impuso una orden de restricción perimetral. Procesado en junio de ese año, embargado en 800.000 pesos, la causa avanzó y colocó a Castro en el banquillo en el debate que comenzó anteayer a la tarde en el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº 8.En el juicio el rol de la acusación estará en manos de la fiscal María Luz Castany y el auxiliar fiscal Leónidas Quintela, quienes cuentan con la colaboración de la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM), la Dirección...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba