Inversiones: ante el nuevo escenario, aconsejan reducir el portafolio en pesos

 
EXTRACTO GRATUITO

La tasa de interés de referencia del bajó de 73% en octubre pasado a menos de 44% la semana pasada. Esa caída comenzó a replantear las alternativas de inversión para quienes quieren sacar un rédito de su ahorro.Pese a los cambios, para los especialistas consultados por LA NACION no es tiempo aún de tomar decisiones drásticas, pero sí de comenzar a achicar el porcentaje del portafolio invertido en pesos. Más aún para los pequeños inversores que tienen una mayor proporción de su patrimonio comprometido y no están dispuestos a asumir riesgos."La teoría diría que en este contexto sí se van a desarmar los instrumentos en pesos para ir hacia otros en dólares, porque tenés una disminución de la renta y un aumento del riesgo. Pero, en la práctica, creo que lo que ocurra estará determinado por la sensación de estabilidad que se tenga o no", anticipa María Laura Tramezzani, socio gerente de Action Advisory Group (AAG). "A pesar de la baja, seguimos hablando de unas tasas fenomenales, y si el tipo de cambio no se mueve o se mueve muy poquito, el desarme de los pesos va a tener que ver con la percepción de riesgo", agregó.¿Cómo invertir los ahorros en este contexto? Tramezzani dice que lo principal es preguntarse para qué se necesita esa plata. "Si no tengo comprometidos los pagos y lo que estoy haciendo es un ahorro de corto plazo, donde estoy dispuesto a asumir riesgos, el ahorro en pesos es lógico. Ahora, si es el único ahorro que tengo (y no importa el monto, sino cuánto significa en mi patrimonio) lo primero es preservar el valor real de ese dinero, y la moneda de ahorro por excelencia es el dólar", apunta.Para Diego Demarchi, gerente de Wealth Management de Balanz, no se está viendo todavía un movimiento masivo al dólar. "Mucha gente piensa en ir contra la inflación y no contra el dólar. Entonces, si la tasa de referencia está en torno del 40% y la inflación estimada es de 30% para este año, sigue siendo muy interesante. Cuanto más se acerque la tasa al 30%, o cuanto más se tenga la sensación de que la inflación va a ser superior, más se empieza a mirar el dólar", dijo.Según sus previsiones, los inversores seguirán estando cómodos en pesos por lo menos hasta fines de abril -período en que ingresarán los dólares de la cosecha agrícola, se conservarán las tasas altas, y no se espera un salto abrupto del tipo de cambio-, y es probable que después, con una volatilidad intensificada por un escenario político incierto, comiencen a volcarse a la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA