Introducción

Autor:Leandro J. Giannini
Cargo del Autor:Profesor Adjunto en la Universidad Nacional de La Plata
Páginas:25-27
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 25

Se muestra ya como un lugar común -en cualquier estudio sobre la problemática de los llamados "derechos de tercera generación" o, en particular, del litigio colectivo- la incorporación, en un primer apartado o capítulo introductorio, de referencias relativas a los vínculos existentes entre los modernos avances de los modelos productivos de masa y el Derecho, sea material o adjetivo.

Es que a nadie se le oculta que vivimos en tiempos en los que la dinámica social supera -cada día más- la capacidad de reacción del aparato jurídico. Que la economía de masas ha triunfado -al menos cuantitativamente- frente al sistema de producción artesanal o de pequeña escala. Que esta situación ha fomentado el desarrollo de disciplinas especiales orientadas a encarrilar el fenómeno en la "normatividad". Y que, en definitiva, el reto del operador jurídico de hoy consiste en encontrar respuestas funcionales y equilibradas a este trance.

Uno de los campos que en nuestro país se presenta como más desacompasado a estos desafíos es, quizás, el Derecho Procesal positivo. La observación de las consecuencias que la masificación descripta ha exteriorizado en nuestro sistema de enjuiciamiento nos muestra dos grandes vectores que operan como punto de partida o diagnóstico inicial.

En primer lugar, la evidente multiplicación de los conflictos, repercusión obvia y casi necesaria de la realidad graficada. En segundo lugar, la homogeneización de los litigios, aspecto patente para el práctico, pero a veces relegado en el estudio de la problemática que aqueja al funcionamiento de la Jurisdicción en nuestro país.

Efectivamente, en muchas oportunidades la crítica del estado actual de la Justicia (como institución) centra su atención en la alarmante cantidad de causas que se inician o se hallan en trámite en los juzgados y tribunales superiores. Se contempla así la imposibilidad material de brindar una atención a cada asunto que satisfaga las pautas de calidad exigibles por el justiciable, pergeñándose -con acierto variable- distintos mecanismos normativos u orgánicos para aliviar el peso de esta dramática sobrecarga. Page 26

En el presente estudio sólo intentaremos delinear los fundamentos y alcances de uno de los dispositivos orientados a la descompresión del sistema1, que hace principal hincapié en la segunda de las señaladas manifestaciones de nuestro entorno (homogeneización del conflicto -aspecto más vinculado con la calidad de las causas, que con la cantidad de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA