El interrogatorio de un chico aviva en Francia el fantasma de la islamofobia

 
EXTRACTO GRATUITO

PARÍS.- ¿, histeria colectiva o simple error policial? En todo caso, el interrogatorio en una comisaría de la ciudad de Niza a un chico de ocho años que declaró en la escuela su apoyo a los terroristas desencadenó un escándalo de proporciones nacionales en Francia.

El episodio relanzó de inmediato el temor a la ola de desconfianza hacia los musulmanes que se registra en muchos países de Europa desde que comenzaron los atentados jihadistas en el continente.

"El fenómeno se extiende como una mancha de aceite. El miedo domina y las amalgamas entre islam e islamismo son cada vez más frecuentes", afirma el militante de izquierda y ex diputado europeo por los Verdes Daniel Cohn-Bendit.

La rocambolesca historia comenzó poco días después de la matanza islamista , cuando el gobierno solicitó que las escuelas de todo el país observaran un minuto de silencio en memoria de las víctimas.

Luego de negarse a participar de la ceremonia, Ahmed, de ocho años, le dijo a su maestro "Je suis avec les terroristes" ("Estoy con los terroristas"), propósitos que el pequeño habría confirmado anteayer en la comisaría de su barrio, donde fue convocado junto con su padre, para ser interrogado durante 30 minutos por un oficial de la policía judicial.

Revelada por su abogado, SefenGuez Guez, a través de Twitter, la historia se propagó ayer como reguero de pólvora. Según este último, el niño habría incluso declarado no conocer el significado de la palabra "terrorismo".

"No vamos a permanecer con los brazos cruzados. La actitud del director fue inadmisible", dijo Guez Guez, que acusó al responsable escolar de haber humillado a Ahmed "mandándolo al rincón" y "privándolo de recreo".

Según el abogado, el niño también contó que, mientras se encontraba en la arena del área de juegos, uno de los maestros le habría lanzado: "Dejá de cavar. Allí no encontrarás una ametralladora para matarnos a todos".

"El abogado de la familia intenta mediatizar el caso", declaró un vocero del Rectorado de Niza. La institución señala que el director de la escuela primaria no acusó a Ahmed, sino que radicó una denuncia contra el padre por "intrusión" en el establecimiento y por haber asumido una "actitud amenazadora" hacia el equipo educativo.

Para el Rectorado, "el niño empleó propósitos inadmisibles en clase". Sin citar fuentes, la prensa local afirmó que el pequeño habría dicho: "Hay que matar a los franceses. Estoy del lado de los terroristas. Los musulmanes hicieron bien. Los periodistas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA