Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas

RESUMEN

Aprobada durante la 24ª Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), celebrada el 9 de junio de 1994, en la ciudad de Belém do Pará, República Federativa del Brasil. Argentina, por ley 24820(BO 29.05.1997) le otorgó jerarquía constitucional

 
EXTRACTO GRATUITO

Los Estados miembros de la Organización de los Estados Americanos,

preocupados por el hecho de que subsiste la desaparición forzada de personas:

reafirmando que el sentido genuino de la solidaridad americana y de la buena vecindad no puede ser otro que el de consolidar en este Hemisferio, dentro del marco de las instituciones democráticas, un régimen de libertad individual y de justicia social, fundado en el respeto de los derechos esenciales del hombre;

considerando que la desaparición forzada de personas constituye una afrenta a la conciencia del Hemisferio y una grave ofensa de naturaleza odiosa a la dignidad intrínseca de la persona humana, en contradicción con los principios y propósitos consagrados en la Carta de la Organización de los Estados Americanos;

considerando que la desaparición forzada de personas viola múltiples derechos esenciales de la persona humana de carácter inderogable, tal como están consagrados en la Convención Americana sobre Derechos Humanos, en la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre y en la declaración Universal de Derechos Humanos;

recordando que la protección internacional de los derechos humanos es de naturaleza convencional coadyuvante o complementaria de la que ofrece el derecho interno y tiene como fundamento los atributos de la persona humana;

reafirmando que la práctica sistemática de la desaparición forzada de personas constituye un crimen de lesa humanidad;

esperando que esta Convención contribuya a prevenir, sancionar y suprimir la desaparición forzada de personas en el Hemisferio y constituya un aporte decisivo para la protección de los derechos humanos y el estado de derecho,

resuelven adoptar la siguiente Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas:

Artículo 1. -

Los Estados Partes en esta Convención se comprometen a:

  1. no practicar, no permitir, ni tolerar la desaparición forzada de personas ni aún en estado de emergencia, excepción o suspensión de garantías individuales;

  2. sancionar en el ámbito de su jurisdicción a los autores, cómplices y encubridores del delito de desaparición forzada de persona, así como la tentativa de comisión del mismo;

  3. cooperar entre sí para contribuir a prevenir, sancionar y erradicar la desaparición forzada de personas; y

  4. tomar las medidas de carácter legislativo, administrativos, judicial o de cualquier otra índole necesarias para cumplir con los compromisos asumidos en la presente Convención.

    Artículo 2. -

    Para los efectos de la presente Convención, se considera desaparición forzada la privación de la libertad a una o más personas, cualquiera que fuere su forma, cometida por agentes del Estado o por personas o grupos de personas que actúen con la autorización, el apoyo o la aquiescencia del Estado, seguida de la falta de información o de la negativa a reconocer dicha privación de libertad o de informar sobre el paradero de la persona, con lo cual se impide el ejercicio de los recursos legales y de las garantías procesales pertinentes.

    Artículo 3. -

    Los Estados Partes se comprometen a adoptar, con arreglo a sus...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA