Por la inseguridad, la protesta se extendió a 25 hospitales porteños

 
EXTRACTO GRATUITO

Con un paro que se extendió a 25 hospitales porteños, creció el conflicto que mantienen los trabajadores de la salud en reclamo de mayor seguridad debido a un ataque a médicos ocurrido durante el último fin de semana en el hospital Rivadavia, en Recoleta.

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) sumó a sus afiliados a la protesta que se inició justamente en el hospital Rivadavia, donde un grupo de médicos de ese centro asistencial fue atacado con jeringas usadas el sábado pasado por dos supuestos pacientes. Los profesionales del sector decidieron disminuir la atención sólo a guardias para evidenciar el temor frente a las agresiones. El pedido es el regreso de las fuerzas policiales, ya que en los hospitales sólo se cuenta con vigilancia privada sin armas.

"Dos jóvenes, en un estado que no podemos decir si estaban alcoholizados o drogados, irrumpieron en la guardia sin esperar a ser atendidos, pasando por encima de todos", detalló Rodolfo Arrechea, delegado general de ATE en el hospital Rivadavia. "Buscaban a los cirujanos, quienes estaban participando en una intervención quirúrgica, y agarraron agujas descartables que ya habían sido utilizadas. Intentaron atacar a médicos y los profesionales se encerraron en una sala, por lo que quisieron lastimar al personal de enfermería", contó Arrechea.

"No se trata de un hecho aislado, hace rato que los trabajadores de la salud de la ciudad nos encontramos en un completo estado de indefensión", afirmó Arrechea.

La medida de fuerza se mantendrá hasta hoy, al mediodía, y está previsto un acto, a las 11, en el hospital Rivadavia. No todos los sectores vinculados con la atención de la salud pública se sumaron a la jornada de protesta, ya que la Asociación de Médicos Municipales (AMM) aclaró que no participa del paro.

La situación de la seguridad en los hospitales empezó a desmoronarse en abril de 2011, cuando el gobierno nacional decidió el sorpresivo retiro de la Policía Federal que custodiaba el interior de los edificios. Desde entonces se multiplicaron los hechos de violencia en distintos hospitales.

Informes de los propios profesionales de la salud indicaban que, en 2013, cada 48 horas se registraba un ataque importante contra un médico. Ese escenario no cambió desde entonces. En febrero pasado, varios trabajadores del hospital Piñero fueron agredidos luego de un feroz tiroteo en la villa 1-11-14.

Esto se tradujo en sucesivas medidas de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA